Ciudad de México.-El antiviral Sofosbuvir, aprobado para el virus de la hepatitis C, podría ser eficaz contra el coronavirus SARS-CoV-2, de acuerdo con un artículo publicado en la prestigiosa revista de ciencia Nature, elaborado por investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El equipo está conformado por Rodrigo Jácome y José Alberto Campillo-Balderas, virólogos de la Facultad de Ciencias; Samuel Ponce de León, coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud y coordinador de la Comisión Universitaria para la Atención del COVID; Arturo Becerra, jefe del Laboratorio de Origen de la Vida y profesor de Evolución, y Antonio Lazcano, biólogo y uno de los científicos mexicanos más reconocidos.

Los especialistas consideran que debido a las similitudes del SARS-CoV-2 y el virus de hepatitis C, en su enzima polimerasa, indispensable para la infección, el fármaco puede ser efectivo en el tratamiento de COVID-19.

Aunque esto está aún sujeto a posteriores estudios de laboratorio y clínicos para confirmar su efectividad, la propuesta cobra relevancia en la búsqueda de la vacuna y de los tratamientos para combatir la epidemia de COVID-19.

“Hasta la fecha, no existe un antiviral para el tratamiento de la infección por SARS-CoV-2, y el desarrollo de una vacuna puede llevar varios meses o incluso años (…) una alineación múltiple de varias polimerasas de coronavirus relacionadas con SARS-CoV-2, SARS y MERS muestra que estos residuos se conservan en todos estos virus, lo que abre la posibilidad de usar al sofosbuvir contra estos patógenos altamente infecciosos”, cita el artículo científico publicado el pasado 9 de junio.

Los especialistas de la UNAM explican que la superposición estructural de la polimerasa del virus de la hepatitis C unida al Sofosbuvir, el antiviral análogo de nucleósido aprobado para estas infecciones, con la polimerasa SARS-CoV-2 muestra que los residuos que se unen al fármaco están presentes en este último, el que provoca la COVID-19.

Por ello, plantean que debido a que los residuos del Sofosbuvir se conservan en el SARS-CoV-2, como en el virus de la hepatitis C y otros más, puede ser efectivo en el tratamiento del COVID-19.