Al menos cinco municipios de Chihuahua resultaron afectados tras las fuertes lluvias que se registraron la víspera en la mayor parte del estado y en donde un joven resultó herido al caerle un rayo, aunque se encuentra fuera de peligro, dio a conocer el gobierno estatal.

En un comunicado, el gobernador César Duarte dijo que las precipitaciones se presentaron en 61 municipios, pero en Jiménez, Chihuahua, Parral, Balleza y Boycona ocurrieron algunas afectaciones e inundaciones, por lo que se solicitará una declaratoria de emergencia para éstos.

También informó que en la colonia Palestina de esta ciudad al joven Ricardo Rivera Loya, de 25 años, le cayó un rayo mientras realizaba sus labores, resultando afectado en un brazo y la región cervical, por lo que fue trasladado al Hospital General, donde se reporta estable.

Comentó en la capital del estado este fenómeno meteorológico fue el mayor de los últimos 25 años y agregó la lluvia es atípica, puesto que aún no se tienen huracanes que la hayan provocado

Por ello, llamó a la poblacióna estar atenta, sobre todo a quienes viven en sitios cercanos a cauces de agua, quienes podrían ser evacuados si la situación así lo requiere.

Asimismo, dio a conocer, que la Presa “La Boquilla” se encuentra al 70 por ciento de su capacidad y la Presa Las Vírgenes al 100 por ciento su capacidad y no ha dejado de derramar.

En el balance por las lluvias, Duarte señaló que en capital del estado 66 viviendas resultaron dañadas en las zonas norte, centro y sur-poniente de la ciudad y el reporte de 5 derrumbes de bardas y una más en Aquiles Serdán.

Fue necesario prestar 48 auxilios vehiculares por autos varados en diversas vialidades en puntos de paso de agua, así como 12 vehículos arrastrados por la corriente en los arroyos “Plaza de Toros” y “La Cantera” y se rescató con vida a dos personas de adentro de un automóvil arrastrado por la calle Mirador

También se inundaron los sótanos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el área de seguridad y bienestar social (La Asegurada), donde no se encontraban personas en el lugar.

En San Juanito, Bocoyna se registró inundación de viviendas en los barrios Profortarah y El Ochenta, donde aproximadamente 100 viviendas presentaron inundaciones desde 20 centímetros hasta un metro y medio.

En Jiménez se inundaron los juzgados penales y civiles por el colapso del drenaje pluvial y en el Ejido Tierra Nueva se voló el techo de una bodega, sin que se registraran personas lesionadas.

En esa ciudad fue necesaria la evacuación de 80 personas de la tienda Coppel ya que se colapsó un plafón.

En Balleza hubo inundaciones en 50 viviendas, pero no existen pérdidas humanas ni afectaciones a la salud de persona alguna.

Notimex