El director de Protección Civil de Acapulco, Sabas de la Rosa Camacho reconoció que sólo dos carburadoras de gas cuentan con los permisos correspondientes.

Entrevistado vía telefónica, afirmó que existen un “sin fin” de negocios irregulares, y dijo no tener el dato preciso del número de establecimientos que han sido sancionados.

Agregó que la dependencia no sólo se ocupa de las gaseras, sino que existen más de cinco mil establecimientos como discotecas, gasolineras, bares y tortillerías que deben supervisarse y sancionarse de ser necesario.

Explicó que la carburadora de la que sabe que tienen permiso es una sobre la avenida Ejido y otra cuya ubicación no recordó.

Cuestionado sobre si no existe el riesgo de explosión en estos establecimientos, como temen los vecinos que viven cerca de estos negocios, el funcionario dijo:

“¿Cómo van a explotar? Solamente que tú vayas a prenderlas; esas no corren ningún peligro. Nosotros lo que vamos hacer es irlas a supervisar, para ver si cuentan con los permisos correspondientes por (la dirección de) Ecología”, expresó.

Durante recorridos realizados por esta reportera, se ha constatado que varias carburadoras funcionan pese a las quejas de los vecinos.

Estos afirman que muchas han recibido sellos de suspensión, que son arrancados en el momento.

En tanto, encargados de estos negocios se niegan a dar información de sus oficinas o sobre los dueños de estas carburadoras.