Guerrero.- El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán, dijo que buscará coordinarse con las cuatro Universidades del Bienestar, Benito Juárez García, que el gobierno federal construirá en Guerrero para que los jóvenes que no logren ingresar a la UAGro puedan estudiar en dichas escuelas.

Entrevistado esta tarde tras la instalación de la Comisión Especial para la Pacificación de la Sierra en la Congreso local, Saldaña Almazán dijo que la Escuela de Medicina de Acapulco solo aceptó para el próximo ciclo escolar a 50 jóvenes y buscarían alternativas para quienes quedaron fuera y este lunes protestaron en la Coordinación General de la Zona Sur, del puerto.

“Por supuesto que estas nuevas universidades van a ayudar mucho a la UAGro para atender la falta de oportunidades para los jóvenes, somos el estado con menos jóvenes que están estudiando”, dijo.

En relación con la protesta de esta mañana de aspirantes de Medicina en Acapulco quienes quedaron fuera del próximo ciclo escolar, Saldaña Almazán explicó que la UAGro tenía como límite recibir solo a 50 jóvenes, los de mayor alto puntaje en el examen del Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Ceneval).

Precisó que el Consejo Universitario aprobó otorgar espacios en Medicina para los grupos vulnerables, indígenas y afrodescendientes.

“A la universidad quieren cargarle siempre la mayor responsabilidad y la asumimos, pero también es cierto que existen 80 instituciones de Educación Superior: tecnológicos, politécnicas, interculturales y todos se van a la UAGro, pero todos hay que compartir responsabilidades, todos tienen que generar indicadores de calidad y espacios”, dijo.

En la UAGro de las carreteras de mayor demandan son Medicina, Derecho y Odontología.

Saldaña Almazán confió que las cuatro universidades que el gobierno federal construirá en Guerrero ayudarán para que los jóvenes que no logren ingresar a la UAGro puedan seguir estudiando en las Universidades del Bienestar.