Sonora: los candidatos del PRI y PAN, embarrados en asuntos de corrupción con aviones

Gobernado por el PRI y el PAN desde siempre, Sonora ha sido un estado agraviado por estos dos partidos que han controlado el poder estatal desde hace años. El más reciente y criminal caso fue la muerte de 49 niños en la guardería ABC, siendo el gobernador el priísta Eduardo Bours del PRI y el presidente de la República, Felipe Calderón, del PAN.

Hoy, una nueva afrenta es lanzada a los sonorenses por esos dos partidos, al comprobarse que tanto el candidato del PAN, Javier Gándara, así como la candidata del PRI, Claudia Pavlovich, usan en sus campañas aviones y helicópteros rentados.

Pero el caso más escandaloso es sin duda el del panista Javier Gándara, quien encontró una manera muy singular para terminar de pagar un avión que compró a crédito: y esa manera fue ¡rentárle su propio avión a su partido para usarlo...en su propia campaña electoral¡.

Sí, aunque parezca increíble, Gándara le renta su avión a su partido y lo usa en su campaña por la gubernatura del estado. Es decir, se embolsa de manera indirecta recursos públicos para beneficios privados, en este caso, terminar de pagar el crédito co el que adquirió su avión matrícula XA-USS.

Pero lo que de plano ya es el colmo del cinismo es la declaración con que este panista se expresa y le responde a las críticas: dice sin recato que "no se falta a la ética ni a la legalidad en nada con la renta del avión", expresó, con una desfachatez del tamaño del mundo.

El asunto va más allá, pues se ha descubierto que el gobernador de Sonora, el también panista, Guillermo Padrés, viaje con frecuencia en el mismo avión propiedad del candidato del PAN, Javier Terrazas. No se ha documentado hasta ahora si dicho avión "se lo presta" Terrazas al gobernador, o si por el contrario también "se lo renta", con lo que el candidato del PAN estaría haciendo negocio por partida doble: con el gobierno de su amigo Padrés y con el dinero público de su propia campaña.

No es, sin embargo, el único aparato que usa Terrazas en su campaña, pues también renta dos helicóteros y otra aereonave.

LA PRIISTA PAVLOVICH NO SE QUEDA ATRAS

Por su parte, la candidata del PRI, Claudia Pavlovich, también ha sido descubierta en acciones con claros tintes de corrupción, relacionados a su afición por usar aereonaves en su campaña electoral.

Efectivamente, apenas iniciada su campaña, se dió a conocer que los aviones  que utilizaba para su campaña electoral eran propiedad de una empresa de un grupo de constructores sonorenses a los que Pavlovich ayudó con importantes gestiones ante la secretaría de Comunicaciones y Transportes cuando fue senadora de la República. Esos constructores le estarían regresando ahora el favor a la pri´sita, pues si bien ésta busco eludir las críticas diciendo que no le prestaban el avión, que se lo rentaban y que esos gastos los tenía reportados ante el INE, la verdad es que la renta de esas aereonaves es a un precio mucho menor a las tarifas comerciales de la empresa.