Ciudad de México.-En Sefton Coast, en Merseyside, Inglaterra, hallaron restos de una extraña criatura que ha dejado perplejos a los testigos.

Se trata de un cadáver de cuatro metros de largo con pelos y aletas, que además tenía huesos que sobresalían por todas partes.

Fue el miércoles pasado cuando ocurrió el aterrador hallazgo, al cual la gente ha bautizado como la “Anomalía de Ainsdale”.

De acuerdo con el asesor principal de la organización Natural England, Stephen Ayliffe, es “un animal en un estado de descomposición y aunque la identificación no está confirmada, parece ser una especie de ballena”.

Un testigo señaló que parecía que la criatura tenía algo extra unido, “¿tal vez estaba dando a luz y murió?”, informa Clarín. Por ahora no hay respuestas certeras respecto a la especie encontrada; sin embargo, ha generado diversas teorías que provocan desconcierto entre la población.