Salud.- Fue este martes cuando el presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció que su país registró la que podría ser la primera vacuna contra el coronavirus (COVID-19) del mundo, asegurando que pasó favorablemente todas las verificaciones necesarias.

Sin embargo, el fármaco ha despertado grandes interrogantes y la desconfianza de la comunidad científica y otros sectores pues la vacuna lleva menos de dos meses en pruebas clínicas y no ha pasado la Fase 3 de ensayos.

Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que el antídoto deberá ser revisado rigurosamente y este deberá seguir los trámites de precalificación y revisión al igual que el resto de las vacunas que se están desarrollando alrededor del mundo.

“Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad”, señaló Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS.

Y es que alrededor del mundo se están desarrollando y probando más de 150 vacunas en contra del COVID-19, de las cuales 28 ya están siendo sometidas a ensayos clínicos, de esas solo tres se encuentran en la Fase 3, la última etapa del proceso, pero ninguna de estas es la Sputnik V.

Hasta el momento las vacunas registradas en la etapa tres son las que están siendo desarrolladas en Estados Unidos, Alemania y China.

Los estándares internacionales establecen que una vacuna para demostrar su eficacia y que no representa un peligro para la salud debe ser probada en miles de personas, lo que forma parte de la Fase 3, por lo tanto, el fármaco ruso no ha pasado por dicho escrutinio.

De acuerdo con Roselyn Lemus-Martin, doctora en biología molecular e investigadora en el tratamiento del COVID-19, la vacuna Sputnik V no ha cumplido con la Fase 3 del procedimiento, por lo que hasta el momento no existe un fármaco efectivo y seguro que ayude a combatir el virus del SARS-CoV-2.

“Esto es un movimiento político o de relaciones públicas, lo cual, es muy peligroso porque las otras iniciativas si no funciona la fase 3 van a perder dinero, pero si Rusia se atreve a decir esto lo que va a perder es seguridad, porque no sabemos si la vacuna es segura y se van a vacunar a millones de personas y es muy peligroso.

“Hasta el momento no hay vacuna que sea segura y efectiva, hasta que Rusia publique sus resultados. El problema es que no han publicado los resultados de la fase 1 y de la fase 2, mientras que las otras iniciativas sí han publicado sus resultados”, señaló en entrevista con para Grupo Fórmula.