México.- La embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, quedó sentada hasta la penúltima fila durante una reunión de embajadores y cónsules con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La embajadora, quien participa en la XXXI Reunión de Embajadores y Cónsules de México acreditados en el exterior, no logró localizar su lugar en las primeras filas, por lo que quedó en las de hasta atrás.

La cónsul de México en Los Ángeles, Marcela Celorio, trató de convencerla de ocupar un lugar adelante, a lo que Bárcena se negó.

A través de su cuenta de Twitter, la embajadora difundió una fotografía en donde se ve una tarjeta con la leyenda: “embajadores no titulares”.

“Mi lugar en la reunión de embajadores en Palacio Nacional”, escribió Bárcena.

Tras la difusión del mensaje, el vocero de Relaciones Exteriores, Roberto Velasco, dialogó con la embajadora en Washington para convencerla de tomar un lugar en las filas principales, sin embargo, Bárcena se volvió a negar.

Después, llegó Octavio Almada Palafox, de Ayudantía del Presidente, para pedirle que cambiara de lugar. Logró convencerla y Martha Bárcena pasó a primera fila.

En un segundo tuit, la embajadora de México en Estados Unidos agradeció a “quienes tomaron las medidas necesarias para que los embajadores, mis colegas sean considerados”.

Una fuente diplomática comentó que se trata de un desaire de funcionarios del equipo de Ebrard. Fabián Medina, jefe de la oficina, es el organizador de la reunión.