Tabasco.- "El semáforo va a cambiar del rojo hasta que la gente ayude", advirtió la secretaría de Salud, Silvia Roldán Fernández, al considerar que “la información sobre la pandemia es pública, y por irresponsabilidad se ha llegado a los niveles de contagios y fallecidos que hoy tiene Tabasco”.

Insistió en que la idea es que todo mundo se responsabilice, “no que los tengamos que agarrar de la mano para que no salgan de su casa", recomendó Roldán Fernández entrevistada este martes por el noticiero radiofónico Telereportaje,

Reconoció que Tabasco está viviendo el momento más difícil de la pandemia de COVID-19; y alertó que para agosto está proyectado que se presenten hasta dos mil 200 muertes.

Contra la desinformación

Roldán Fernández reveló que cuesta mucho trabajo “la difusión desafortunada de que en el hospital se van a morir. Eso ha hecho de que el paciente tenga mucho miedo de hospitalizarse. La vida es la vida, y mucha gente joven ha decidido hacer eso y ha fallecido en su casa, cuando tuvieron la oportunidad de salvar la vida".

“Hay mucha desinformación principalmente en redes sociales, respecto a que en los hospitales no los atienden bien o los dejan morir, además de que no pueden ver a sus familiares, lo que provoca temor en la población y en lugar de buscar asistencia médica en los primeros síntomas, optan por comprar medicamentos y hasta tanques de oxígeno y lo único que ocasionan es agravarse”, sostuvo.

Indicó que estos enfermos fallecen en sus domicilios o acuden al hospital cuando ya la enfermedad ha avanzado, por lo que exhortó a la ciudadanía a buscar ayuda profesional en cuanto presenten fatiga o dificultad respiratoria para poder salvar la vida.

“Lamentablemente, por las campañas de miedo muchos pacientes lleguen a los hospitales en etapa de gravedad, lo que presiona al área médica, y ocasiona que haya menor posibilidad de salvar la vida del paciente”, recalcó.

Precisó que los hospitales reconvertidos para la atención del COVID, se han implementado diversas estrategias para que las personas internadas mantengan comunicación con sus familiares, a quienes el personal de Salud informa puntualmente sobre el estado de salud de sus pacientes.

“En el caso del hospital Dr. Juan Graham Casasús, se ha venido fortaleciendo la comunicación entre los pacientes y sus familiares, para ello se habilitó un teléfono celular, el cual se encuentran del área COVID-19, para que aquellos pacientes que están en condiciones de hacerlo puedan comunicarse con sus familiares o en su caso brindarle la información al familiar que quedó como primer responsable”, sostuvo.

Aseguró que Tabasco es una de las pocas entidades del país en donde a todo paciente que ingresa a los hospitales se les realiza de manera inmediata una tomografía para ver las condiciones en que se encuentran sus pulmones y poder determinar así el tratamiento a seguir, por lo que pidió a la población confiar en la labor que está realizando el personal médico.

Explicó que en el caso del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús” se habilitó un software que está vinculado con médicos chinos, quienes en 20 minutos proporcionan la interpretación completa del estudio, detectando cambios inflamatorios en los bronquios del paciente.

Añadió que para que los pacientes que viven en la región de Los Ríos tengan también garantizado el diagnóstico por tomografía se instaló recientemente un tomógrafo móvil en el Hospital de Tenosique.

Sumado a ello dijo, se amplió la capacidad de análisis del Laboratorio Estatal de Salud Pública donde el personal trabaja las 24 horas del día, incluyendo sábados y domingos para procesar 800 muestras diariamente, lo que ubica a Tabasco como la segunda entidad del país que más pruebas de COVID-19 está aplicando, es decir, que en promedio se están realizando de 11 a 12 pruebas por cada mil habitantes.

Capacidad hospitalaria

La Secretaría de Salud informó que procesa diariamente cerca de 800 pruebas, lo que tiene posicionada a la entidad en el segundo lugar en aplicación de más exámenes, dado que se realizan 12 pruebas por cada mil habitantes.

Aunque es alto el número de contagio y de hospitalizaciones, Silvia Roldán rechazó que vaya a haber un colapso del sector salud, a como lo estimó el titular del ISSET, Fernando Mayans.

"Más o menos debemos estar teniendo como 60 o 70 camas en todo el sector en pacientes sin ventilador, y con ventilador hay un espacio mayor del 50%.

Dijo que para resolver el problema de personal tenía a un grupo de enfermeras que ya recibió, pero que no tenía ni el título ni la cédula porque profesiones estaba cerrado, “hemos contratado a mil 500 personas, la mayor parte por parte de INSABI, y el resto, del gobierno estatal".

Roldán Fernández consideró que el gobierno estatal debería declarar la Ley Seca de nueva cuenta.

"Para mí debería de haber Ley Seca todo el tiempo. Esa parte produce accidentes en los jóvenes. Eso lo vivimos todo el tiempo en el Hospital Rovirosa. Se debe tener la medida de donde se toma usted la botella de vino, o dónde la botella entera".

"La mejor vacuna que pudiéramos tener es convencer a la gente de los cuidados, y que nos acostumbremos a vivir con esto”, recalcó.

Coronavirus-dengue

La secretaria de Salud confirmó el registro de cuatro pacientes que presentan un cuadro de dengue con COVID-19, lo que complica sus padecimientos.

Entre las causas, explicó que muchos ciudadanos no han permitido el paso del personal de nebulización.

Es más, la jefa de enfermeras del Hospital de la Mujer, tuvo COVID y dengue.

“Híjole, el dengue es algo que lo tira. En la parte clínica es muy aparatosa, pero además se parece también al COVID. Hemos dejado de hacer cuestiones importantes de dengue. La gente empezó a tener miedo de dejar entrar a la gente a las casas.

Proyecciones

La titular del sector Salud, Roldán Fernández comentó en Telereportaje que el momento álgido que vive la entidad podría continuar por hasta dos meses más, en los que habrá un crecimiento gradual y un periodo de estabilización.

"Estamos en el momento más difícil que es la parte hospitalaria, donde la cantidad de pacientes se complica porque no llega en tiempo al hospital. Puede durar mes y medio. o todo el año y el inicio del siguiente, es un hecho. Vamos para largo en el semáforo en rojo", señaló.

Reconoció que las proyecciones estadísticas se superaron con facilidad porque la ciudadanía no ha sido responsable con las medidas para evitar contagios.

"Finalmente, las proyecciones son posibilidades. El matemático que nos apoya decía que para el 15 de julio nosotros íbamos a tener 660 pacientes hospitalizados, y tenemos 613. En los casos vamos a seguir creciendo. Para agosto, en la métrica que se hizo, casi 2 mil 200 muertes en Tabasco", expuso.

Silvia Roldán informó que el crecimiento de casos es del 3.2 % en Tabasco, lo que representa el doble de lo que el promedio de México está incrementando diariamente.

"Venimos creciendo más o menos el 3.2%. A nivel nacional es 1 y fracción. Esto de la estadística nosotros hemos puesto en el boletín que de 450 nuevos casos, 200 son de días anteriores”, refirió.

Explicó que es un rezago que viene sacando, “porque tuvimos un problema en el laboratorio. Se enfermaron dos personas importantes, porque no puedes suplir a alguien que hace biología molecular en dos días, y tuvimos un cuello de botella en el laboratorio".

Añadió que se está ampliando la disponibilidad a 110 camas, con la reconversión de distintas áreas hospitalarias y la instalación de una burbuja en el Parque Tabasco y la habilitación de un nosocomio móvil en el Hospital General de Zona 46 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).