México.- Serán desplegados 10 mil 200 elementos del Ejército, la Marina y la Policía Federal a 17 regiones del país donde se concentra el 35 por ciento de los homicidios, informó Alfonso Durazo.

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana indicó que los efectivos estarán de manera permanente en las regiones y no serán replegados del lugar mientras esté en marcha el operativo.

En conferencia de prensa, en Palacio Nacional, Durazo señaló que se asignarán 600 elementos adicionales a cada una de esas zonas de riesgo.

El plan se instrumentará en dos semanas en las ciudades de Tijuana, Juárez, Culiacán, Irapuato, Tlajomulco, Manzanillo, Salamanca, Chilpancingo, Nuevo Laredo, Reynosa, Monterrey, Celaya, Uriangato, Benito Juárez y Acapulco, pero algunas de ellas agrupan a otros municipios que han sido clasificados entre los más peligrosos del país.

De acuerdo con titular de la SSP, quienes trabajarán en esas regiones pertenecen a la Policía Militar, la Policía Naval y la Policía Federal, tal y como lo establece la iniciativa que se discute en el Congreso para crear la Guardia Nacional.

Según el operativo, se desplegarán elementos de la Policía Federal en los límites de la Ciudad y el Estado de México, donde se tiene el registro de  delitos de alto impacto para la ciudadanía. No portarán armas largas ni se instalarán retenes "adicionales", dijo Durazo.

La acción se evaluarán en dos semanas, dijo el funcionario, quien agregó que a parte de la presencia de fuerzas federales, se emprenderán acciones de prevención, acelerar la entrega de programas de desarrollo, incorporar a organizaciones defensoras de derechos humanos y la iniciativa privada, así como poner en marcha acciones contra la corrupción y asignar recursos adicionales.

Detalló que en el plan las regiones prioritarias tienen como sedes Tijuana; Ciudad Juárez; Culiacán; Irapuato, que abarca los municipios de Pueblo Nuevo, Romita y Silao, y Tlajomulco, que incluye Tlaquepaque.

Asimismo, Acapulco; Ecatepec; Manzanillo, que abarcará Armería, Minatitlán y Tecomán, y Salamanca, con influencia en Jaral del Progreso, Santa Cruz, Valle de Santiago y Villagrán.

También se contemplan Chilpancingo, que incluye a Eduardo Neri, General Heliodoro Castillo y Leonardo Bravo; Nuevo Laredo y Reynosa, en Tamaulipas; Monterrey; Celaya, que abarcará a San Miguel de Allende, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande y Comonfort; Uriangato, que incluye a Cortazar, Moroleón, Maravatío y Yuridia, y Benito Juárez, con Puerto Morelos.