México.- La presidenta de la Asociación Guerrerense contra la Violencia Hacia las Mujeres, Marina Reyna Aguilar, condenó el abuso contra las mujeres cadetes de la de la Universidad Policial del Estado (Unipol) y exigió a las autoridades realizar una investigación y que el caso no quede impune.

En entrevista la activista lamentó que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) institución encargada de formar policías para brindar seguridad cometa abusos “¿Cuál es el mensaje qué están dando?", cuestionó.

Esta mañana entregaría un documento al secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame quien preside del Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, a quien le pide llegar hasta las últimas consecuencias en el caso y proteger a las víctimas.

Solicitó también al presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Ramón Navarrete Magdaleno que dé seguimiento al caso.

La activista dijo que entiende que las denuncias de las mujeres sean anónimas a través de redes sociales por el temor que tienen a represalias.

"Tenemos que visibilizar estas agresiones. No puede ser que en una institución formadora de personal que se encargará de garantizar la seguridad comenta estas prácticas de abuso ¿Qué mensaje están dando? Tenemos que exigir que se investigue y se vaya hasta las últimas consecuencias” pidió.

Reyna Aguilar dijo que un estado donde existe alerta de violencia de género no se puede permitir que desde las instituciones se violenten a las mujeres.

“No podemos dejar pasar esta situación, tenemos que exigir a las autoridades competentes para investigue. No se pueden justificar que no existe denuncia ante las autoridades, ya hay una denuncia en redes sociales donde se muestran fotografías y se entiende que sea en redes porque las mujeres tienen miedo a represalias”.

En redes sociales las cadetes de la Unipol denunciaron ser víctimas de humillación y abusos sexuales, por parte del director de adiestramiento.

A través de una carta dirigida al gobernador Héctor Astudillo Flores y al titular de la SSP en las que denuncian que por las madrugadas son llevadas a la explanada de la Unipol donde el funcionario les exige agacharse para que el funcionario vea quien tiene menor anatomía y con una lámpara alumbran sus partes íntimas.