México.-Si lo pensamos bien, no es tan sorprendente que un Nissan que le perteneció a Paul Walker y apareció en la película de acción se haya convertido en el 370Z más caro que se haya vendido en la historia.

Esto fue gracias a una subasta organizada por Barret-Jackson Scottsdale, y la puja final fue de 105,600 dólares. En la película apareció con un kit estético diferente, así como unos rines y cofre de color negro.

Otra de las realidades es que no está turbocargado como parecía en la película, pues el intercooler solamente fue puesto como utilería, así como las botellas de NOS detrás de los asientos.

Mecánicamente, el coupé japonés se mantiene original. Echa mano de un motor V6 de 3.7 litros con 332 hp y una transmisión manual de 6 velocidades.

Por dentro, la mayoría del habitáculo es igual a un 370Z convencional, a excepción de los asientos y volante de competición.

¿Vale la pena haber pagado tanto dinero por un 370Z con estas características? Todo depende de qué tan fanático de Paul Walker, y de Rápido y Furioso, seas. Además, es uno de los autos que aparecieron en la película más barato que se ha subastado.

Recordemos que en 2015, el icónico Toyota Supra naranja que manejó Paul Walker en la película original fue subastado por 185,000 dólares y contaba con un motor 3.0 litros de 6 cilindros atmosférico y no con el mítico 2JZ turbocargado.