México.-Al menos 43 personas han muerto en Indonesia debido a las inundaciones que han afectado a Yakarta desde Nochevieja, según informaron las autoridades de Indonesia este viernes. Lluvias torrenciales han causado deslizamientos de tierra y anegado numerosos barrios en la capital. Más de 31 mil personas han sido evacuadas a refugios provisionales después de que sus viviendas sufrieran daños.

Las personas fallecidas murieron ahogadas, por hipotermia o arrastradas por los deslizamientos de tierra. E incluso, como informó el ministerio de Asuntos Sociales del país asiático, se han producido muertos por electrocución. Entre las víctimas están un niño de 8 años y un adolescente de 16, según relata la agencia France Presse.

Las imágenes llegadas de la región muestran casas y coches anegados de agua y barro, y a los ciudadanos intentando desplazarse con botes hinchables y neumáticos. En Yakarta fallecieron nueve personas y en Bogor, en la provincia de Java Occidental, se han registrado 17 víctimas mortales.

"Las inundaciones llegaron sin avisar", explica una de las afectadas, Munarsih, cuyo barrio, en los suburbios del oeste de Yakarta, quedó cubierto de agua. "El agua llegó muy rápido y subió rápidamente. No logramos sacar nuestras pertenencias", contó esta vecina.

La capital y su área metropolitana, con una población de alrededor de 30 millones, suelen verse afectada por inundaciones durante la temporada de lluvias, que comenzó a finales de noviembre. Según las autoridades, la cifra de los 31 mil evacuados no incluye a los habitantes de las localidades lindantes con la capital.

Las líneas de tren de la ciudad permanecen bloqueadas y se registran cortes de energía en algunas áreas. El presidente del país, Joko Widodo, ha informado a la prensa de que se deben priorizar las medidas de evacuación y seguridad y ha pedido una mayor coordinación entre las Administraciones de la ciudad y el Gobierno central.

En su cuenta de Twitter, Widodo ha culpado de las inundaciones a los retrasos en los proyectos de infraestructura que podrían contenerlas. Aclaró que algunos de estos proyectos registran retraso desde 2017 debido a problemas de adquisición de las tierras para ejecutarlos.