Guerrero.- No es responsabilidad del Congreso local financiar programas sociales, afirmó el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Antonio Helguera Jiménez, sobre la propuesta de la fracción del PRI de subsidiar las instancias infantiles en Guerrero con los ahorros del programa de austeridad del Poder Legislativo.

En entrevista en el Congreso al concluir la inauguración del foro Mujeres guerrerenses: alianzas y retos, Helguera Jiménez señaló que seguir subsidiando las estancias infantiles es solapar la impunidad que existe en el programa.

“El Congreso es un Poder Legislativo encargado de legislar y vigilar que el recurso se aplique bien, no nos toca a nosotros el financiar programas sociales, no quiere decir que seamos insensible, manejar la política en este sentido es ir contra la política de austeridad del gobierno federal y en el combate a la impunidad”, comentó.

“El gobierno federal ya ha dado información de que las estancias infantiles en su gran mayoría pervirtieron su función porque hay muchos funcionarios y políticos que tomaron y a través de prestanombres se están beneficiando de ellas”.

En otro tema, el morenista se refirió a la compra del tablero electrónico que es instalado en el reciento con un valor de 7.1 millones de pesos, adquirido a través de licitación.

Justificó que en otros Congreso como el de Oaxaca con 44 diputados, menos que en Guerrero que tiene 46, cuentan con el tablero electrónico.

“Se ahorrará tiempo y papelería. El diputado va a tener a la mano todo, estamos a veces sin la información completa. La modernización contribuye a que se pueda hacer mejor nuestro trabajo y se puede ahorrar”, aunque no precisó el monto que se ahorrará por año.

El diputado dijo desconocer el monto de lo que han ahorrado con el plan de austeridad, pero aseguró que lo transparentarán y explicarán en qué lo han invertido.

Respaldarán Guardia Nacional con mando militar

Helguera Jiménez adelantó que el Congreso local, de mayoría Morena, respaldará la Guardia Nacional con mando militar, en caso de que así lo apruebe el Senado.

Aunque reconoció que la fuerza militar “ha tenido ciertos cuestionamientos”, pero los atribuyó a los comandantes supremos que no han tenido sensibilidad con el pueblo.

“El Ejército es una fuerza que ha sido leal, pero la han mandado de manera incorrecta a reprimir al pueblo; creo que en este caso el Ejército tiene un mando supremo (el presidente Andrés Manuel López Obrador) bastante sensible con la población, comprometido a que nunca se reprimiría al pueblo”, dijo.

En caso de que el Senado no tengan otra alternativa y apruebe el mando militar para la Guardia Nacional, el Congreso local lo avalará.