Una tienda de la cadena Kroger, en Atenas, Georgia, cambió su política de sanitarios para clientes y ahora sólo ofrece un baño unisex para todas las personas.

Para tranquilizar a los sorprendidos clientes, los administradores del supermercado colocaron un mensaje en la puerta del baño para explicar el motivo de esa decisión.

Una fotografía de dicho texto ya se ha viralizado a través de Internet, y ha abierto el debate sobre la manera en como actualmente los baños “segregan”.

El letrero dice:

“Tenemos un baño para ambos sexos, porque a veces los baños de un género específico ponen a otros en situaciones incómodas. Y ya que tenemos una gran cantidad de amigos que vienen a vernos, queremos proporcionar un lugar para todos:

Padres con hijas

Madres con hijos

Los padres con niños discapacitados

Los miembros de la comunidad LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero e Intersexuales)

Los adultos con padres de edad avanzada que pueden ser física o mentalmente discapacitados

¡Gracias por ayudarnos a proporcionar un ambiente seguro para todos!

Anteriormente, la pizzería Charlotte en Carolina del Norte había puesto a prueba esta política a fin de ofrecer un espacio “neutral” a sus clientes.