Chilpancingo, Guerrero.- Este martes, por segundo día, trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Chilpancingo pararon labores, tomaron el Palacio Municipal e impidieron el acceso a funcionarios y empleados, para exigir al alcalde Marco Antonio Leyva Mena el pago de prestaciones.

Los trabajadores del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) sección 28 se instalaron en la entrada principal del Ayuntamiento, que conecta con la plaza Primer Congreso de Anáhuac, donde colocaron una carpa.

El líder sindical de la sección 28, Natividad Adame Martínez dijo que Leyva Mena les adeuda el bono del Día del Servidor Público, cuotas sindicales, gastos funerarios y estímulos a la antigüedad, que suman por lo menos 18 millones de pesos, además de la deuda con el Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG).

Adame Martínez denunció que Leyva Mena se resiste a pagar los adeudos que mantiene con la base trabajadora, a menos de un mes para que concluya su administración temen que se vaya sin pagar.

La sección 28 del Suspeg aglutina a mil 800 trabajadores del ayuntamiento.

Hasta el mediodía ninguna autoridad se había acercado con los trabajadores, quienes advirtieron que permanecerán el tiempo que sea necesario, hasta que Leyva Mena les cumpla.