Chilpancingo, Guerrero.- Para exigir al alcalde Antonio Gaspar Beltrán el pago de prestaciones y bonos, trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Chilpancingo iniciaron un paro de labores esta mañana por tiempo indefinido y cerraron los dos accesos al Palacio Municipal.

Los más de 100 trabajadores de la sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) iniciaron el paro de labores y la toma del inmueble para presionar a las autoridades en el pago de más de seis millones pesos.

Entre los adeudos que tiene la administración con la base trabajadora está el bono del Día del Servidor Público de dos mil 500 pesos a cada uno, además del estímulo por antigüedad que tenían que pagar desde marzo, y que no se les ha dado a más de mil trabajadores de la Sección 28.

Adeudan también cuotas sindicales y despensas, dijo el dirigente Natividad Adame Martínez, quien advirtió que permanecerán afuera del Ayuntamiento hasta que el alcalde pague todos los adeudos.