Un juez del Supremo Tribunal Federal (TSF) brasileño suspendió hoy el mandato del presidente de la Cámara Baja, Eduardo Cunha, uno de los principales promotores del juicio político a la mandataria Dilma Rousseff.

En una sentencia cautelar que puede ser recurrida al plenario, el juez Teori Zavascki atendió un pedido de la fiscalía general presentado en diciembre pasado para suspender a Cunha de la presidencia de la Cámara Baja.

La suspensión incluyó también la de su mandato de diputado federal, lo que le haría perder el fuero privilegiado.

La decisión del magistrado del Supremo se fundamenta en el uso de Cunha de su cargo como presidente de la Cámara para obstaculizar las investigaciones en su contra.

Es sospechoso de haber participado activamente en tramas de corrupción investigadas en la Operación Lava Jato, así como de tener cuentas ilícitas en Suiza y Panamá.

Cunha es uno de los principales promotores del juicio político contra Rousseff, quien junto a su Ejecutivo criticó desde el inicio del proceso que el principal instigador fuera el presidente de la Cámara Baja, por ser investigado en la trama Petrobras.