México, Notimex.-En el mundo, cada año, mueren ocho millones de personas por consumo de tabaco, de ellos más de siete millones son consumidores directos y unos 890 mil no fumadores pero expuestos al humo, informó la Organización Mundial de Salud (OMS) en el Día Mundial sin Tabaco.

Este año el objetivo central para conmemorar este día se enfoca a “el tabaco y la salud pulmonar”, por lo que el reporte de la OMS destacó que el consumo del tabaco es una de las principales causas de defunción, enfermedad y empobrecimiento en el mundo.

En su reporte, el organismo internacional indicó que casi 80 por ciento de los más de mil millones de fumadores en el mundo se encuentran en países de ingresos bajos o medios. Ahí es es mayor la tasa de morbilidad y mortalidad asociada al tabaco, la cual impacta directamente a sus familias e indirectamente al costo de la atención sanitaria, entre otros.

En tanto, los niños que trabajan en el cultivo de esta planta para ayudar a la economía familiar son susceptibles de la "enfermedad de tabaco verde", por la nicotina que absorbe la piel al colectar las hojas húmedas de la solanácea

El humo del tabaco, anotó la OMS, contiene más de cuatro mil productos químicos, de los que al menos 250 son nocivos y más de 50 causan cáncer. En los adultos causa trastornos cardiovasculares y respiratorios como coronariopatías y cáncer de pulmón, en tanto que en los bebes produce muerte súbita y bajo peso en los recién nacidos.

En cualquiera de sus presentaciones, el tabaco es mortal y pone en riesgo la salud pulmonar de quienes están expuestos a él, por lo que se estima que ocasiona la muerte de una persona cada cuatro segundos.

La OMS destacó que las enfermedades respiratorias se encuentran entre las principales causas de muerte a nivel mundial, y el tabaco es un importante factor de riesgo para contraer enfermedades, cuyos efectos dañan la calidad de vida. Como parte del combate a esta epidemia, la OMS impulsa el Convenio Marco para el Control del Tabaco, que entró en vigor en 2005 y actualmente existen 180 partes suscritas, equivalente a más de 90 por ciento de la población en el mundo.

Entre otras acciones se impulsa la vigilancia del consumo de tabaco y medidas de prevención; asimismo, la protección a la población del humo del cigarrillo, asesoría a quienes deseen dejar de fumar, restricciones en publicidad, promoción y patrocinio, así como alza de impuestos al tabaco.