Villahermosa, Tabasco. El Gobierno de Tabasco amortizó el 34 por ciento de su deuda a corto plazo,  de acuerdo con el último informe de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

 

El reporte de financiamientos y obligaciones inscritos en el Registro Público Único señala que al 31 de marzo de este año el Ejecutivo estatal abonó 861.1 millones de pesos. El saldo a pagar era de mil 638.8 millones de pesos.

 

Sobre ese préstamo el gobernador Adán López Hernández explicó el 11 de marzo pasado que “el pago de aguinaldo de 2019 comprometió el presupuesto de 2020 de 52 mil 964 millones de pesos, con un endeudamiento de 2 mil 500 millones de pesos, pagaderos a seis meses”.

 

“Con mil 700 millones de pesos de esos recursos el gobierno pagó las prestaciones, los salarios, a los jubilados y a la Universidad, a proveedores, y cerró el año con un diferencial entre ingresos y egresos de más-menos 570 millones de pesos que, sumados a los mil 200 más o menos que yo he detallado que pagamos de administraciones anteriores, pues son casi mil 700 millones que tuvimos entre ahorros y economías", detalló.

 

López Hernández argumentó ese día que el gabinete financiero estatal decidió contratar el crédito porque resultaba más barato que solicitar un adelanto de las participaciones al gobierno federal y el recurso fue utilizado para cumplir con el pago de aguinaldo y demás prestaciones de fin de año para los burócratas.

 

Consideró que para finales de este año podría recurrir a este mismo esquema de financiamiento para hacer frente a los pagos de prestaciones y salarios.

 

“Se tienen en caja como 570 millones de pesos, esto después de pagar casi mil 200 millones de pesos de adeudo de la administración anterior, con los ahorros que se tuvieron durante el 2019 mediante la austeridad”, dijo.

 

El aumento de la deuda estatal fue, sorpresivamente, dado a conocer el 5 de marzo por la diputada del PRD, Dolores Gutiérrez, en el Congreso “lo que representa un crecimiento del 28,3% en comparación con la de 2018”.

 

La diputada dijo que a través de créditos quirografarios o directos el gobierno del estado burló la ley al evitar la autorización del empréstito que es facultad del Congreso del Estado, al contratar prestamos diversos con BBVA Bancomer por un monto de 250 millones, con HSBC por 800 millones, Scotiabank-Inverlat por 400 millones; Banorte por mil millones y con este mismo banco otro por 50 millones de pesos.

 

De acuerdo con el presupuesto de 2020, el saldo neto de la deuda pública de largo plazo del gobierno de Tabasco es de 6 mil 388 millones 237 mil 267 pesos, con fecha de corte al 30 de septiembre de 2019, misma que se encuentra respaldada con la fuente de pago del Fondo General de Participaciones Federales.

 

Para el ejercicio fiscal 2020 se establece una asignación presupuestaria de 812 millones 789 mil 716 pesos; serán destinados a la amortización de capital: 229 millones 289 mil 716 pesos; al pago de intereses: 581 millones 500 mil pesos y al costo por coberturas: 2 millones de pesos de la deuda contratada con la banca de desarrollo y con la banca privada.