Tabasco.- El gobernador Adán López Hernández informó que para afrontar la emergencia por COVID-19, en el Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús”, el próximo fin de semana entrará en funcionamiento un nuevo espacio construido con burbujas termoaislantes.

Las nuevas instalaciones tendrán capacidad para otras 40 camas y permitirán atender a pacientes que no necesiten estar en terapia intensiva, refirió el gobernador, y explicó que ese módulo es parte de la programación “para que cuando llegara el pico de contagio, se pudiera continuar con una operatividad de manera coordinada”.

Con respecto a su estado de salud, tras dar positivo a COVID-19, López Hernández refirió que pasó el confinamiento en aislamiento total cumpliendo estrictamente el protocolo que marca el sector salud.

“Ahora, ya estoy de salida, de salud bien; recuperándome, terminando los últimos síntomas, y tras la evaluación médica respectiva, en unos 10 días estaré totalmente recuperado”, indicó.

En entrevista con un noticiero radiofónico local, Adán Augusto López expuso que en la antesala de la Fase 3 de la contingencia, la prioridad es quedarse en casa y acatar estrictamente las recomendaciones de salud, y así, salir bien librados de la emergencia.

Insistió en que Tabasco es de los estados mejor preparados y equipados del país para afrontar la crisis provocada por el coronavirus, “el sistema hospitalario cuenta con respiradores, monitores, camas e insumos suficientes”.

“No nos hacen falta materiales; hay equipos de protección necesarios: mascarillas N95, caretas y guantes, para proteger a quienes están en la primera línea de batalla, pero además el “Juan Graham” fue reconvertido a Hospital COVID-19, y en el mismo proceso se encuentran los nosocomios de Comalcalco y Tenosique que serán operados por la Secretaría de la Defensa Nacional”, explicó.

Incluso, resaltó que la entidad cuenta con 40 cápsulas aislantes para el traslado de contagiados, lo que la convierte en la que más equipo de este tipo tiene en todo el país.

López Hernández recalcó que aunque el sector salud estatal está técnica y humanamente preparado, “de nada va a servir si la gente no acata las recomendaciones, pues ello lleva a que se multipliquen los contagios y se saturan los hospitales”.

“El COVID-19 no es cosa de juego ni de broma, y enfrentar con éxito la pandemia depende de hacer caso a las recomendaciones de salud; seguir las medidas de higiene, guardar la sana distancia o usar cubrebocas, más que una obligación, es un asunto de conciencia”, estableció el jefe del Ejecutivo.

Reactivación de sector económico

López Hernández remarcó que aunque la primera línea de atención está enfocada en la vigilancia de la pandemia, de forma paralela se atienden los efectos económicos y en coordinación con el Gobierno Federal a partir de este lunes arrancó en Tabasco el Programa Crédito a la Palabra anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esta medida emergente, abundó, implicará la dispersión de créditos de hasta 25 mil pesos en apoyo de más de 54 mil micro, pequeña y mediana empresa (Mipyme), afectadas por la contingencia sanitaria, con una inversión de mil 350 millones de pesos.

Adelantó que esta misma semana se lanzarán las primeras licitaciones del programa de obra pública 2020, a fin de que llegado el momento se mantenga la marcha económica sin contratiempos, y dijo que si bien la contingencia obligará a hacer ajustes presupuestales, no habrá nada que obligue a cambiar el esquema general del Plan Estatal de Desarrollo.

El Gobernador afirmó que en el tratamiento de la pandemia no hay visiones catastróficas, sino una actitud responsable, y agregó que día con día se realiza un análisis serio de la situación para ajustar, fortalecer o instrumentar medidas preventivas que permitan al Estado salir lo mejor librado posible de la emergencia.

López Hernández mencionó que en caso de ser necesario hay disposición de los hospitales privados para trabajar de manera coordinada con el sector público, y rechazó que so pretexto de la atención de la contingencia sanitaria su administración vaya a recurrir a una nueva línea de financiamiento bancaria.

Dio a conocer que, en estos momentos, en la administración estatal existe una disponibilidad financiera del orden de los siete mil millones de pesos, y puntualizó que pese a la emergencia, la obra pública no se ha detenido.

El mandatario estatal señaló que hacia finales de mayo arrancará el programa de obra correspondiente al ejercicio 2020 que, entre otros proyectos y con una inversión de tres mil millones de pesos, incluye la construcción de una nueva planta de tratamiento de aguas residuales en Nacajuca, la nueva línea de conducción de la potabilizadora El Mango, los distribuidores viales de avenida Universidad y de Guayabal, así como el Libramiento de Paraíso.

‘Son tiempos de solidaridad’

En el seguimiento de la emergencia, aseveró que la “Ley Seca” se mantendrá durante el tiempo que dure la Jornada Nacional de Sana Distancia, en tanto que con el apoyo de la Comisión de Radio y Televisión de Tabasco (Corat), este lunes la Secretaría de Educación reanudó las clases en línea y por televisión abierta, en beneficio de más de 530 mil alumnos de educación básica.

Al hacer un balance de las lecciones dejadas por la pandemia, el jefe del Ejecutivo destacó la fortaleza, trabajo y dedicación de las áreas de salud, seguridad pública, impartición y procuración de la justica, y de todo el sistema de agua potable y saneamiento, pero especialmente, resaltó la solidaridad de los tabasqueños.

“Esa es la ganancia de esta crisis: entender que son tiempos de solidaridad y que ello se debe traducir en velar por el interés de todos”, acentuó.

Confió en que tras la pandemia vendrán años de progreso para la entidad, porque, pese a lo que dicen los agoreros del desastre, se está trabajando y creando condiciones para que haya inversión, empleos y bienestar. “Nuestra responsabilidad es heredar un Tabasco mejor enrutado”, recalcó.

Aseguró que a pesar de su padecimiento, nunca ha dejado de estar al frente de las tareas de la administración pública, por lo que concluyó que su administración no ha detenido la marcha en aras de garantizar el equilibrio de la política interna y la gobernabilidad del Estado.