Villahermosa, Tabasco.- El subsecretario de Salud estatal, Leopoldo Gastélum Fernández reportó que hasta este viernes 27, hay 21 casos positivos en la entidad; 16 del municipio de Centro, uno de Cárdenas, tres de Comalcalco y uno más de Jalpa de Méndez.

En conferencia de prensa y por la ausencia de la titular de la Secretaria de Salud, Silvia Guillermina Roldán Fernández, el funcionario dijo que "una noticia buena, alentadora para nosotros, es que una paciente evoluciona bien, es una paciente de 61 años de edad que ha ido evolucionando bien, y si todo marcha bien, ella va a evolucionar hacia la mejoría, tenemos esa confianza", expresó.

Con respecto a los casos positivos de COVID-19, Pérez Lanz notificó que cinco de ellos están hospitalizados en el “Juan Graham”. De esa cifra, uno está en estudio para ser egresado; tres están graves y entubados, “pero estables” y uno más está delicado pero no ha habido necesidad de entubarlo.

Precisó que se han realizado 122 pruebas, de las cuales 56 han resultado negativas y 45 más se encuentran en espera de resultados.

Advirtió que vienen días complicados por la pandemia en Tabasco, pero que el sector salud la podrá superar de manera favorable, al tiempo que aseguró que los trabajadores de la salud estarán siempre provistos del equipo de seguridad, insumos de higiene y desinfección requeridos para la atención médica de pacientes con COVID-19.

Detalló que al momento del inicio de la rueda de prensa, se reportó a la Secretaría de Salud el traslado al hospital Juan Graham de dos pacientes que presentan síntomas respiratorios: una mujer de Huimanguillo, derechohabiente del Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET), y un hombre de Comalcalco, que una vez arriben al nosocomio, se les realizaría la prueba.

Indicó que de igual manera, un joven de 17 años con neumonía está siendo atendido por decisión de la familia en un hospital particular de Cárdenas, pero con monitoreo por parte de la dependencia.

La Secretaría de Salud señaló que fortalecerá la vigilancia epidemiológica en los 17 municipios y mencionó que el proceso de contratación de mayor personal médico para enfrentar la emergencia sanitaria está en marcha y avanza paulatinamente.

Sin riesgo de contaminación

El programa de Reconversión Hospitalaria que se aplica en Tabasco para combatir la pandemia de coronavirus garantiza no sólo servicios adecuados para los pacientes contagiados, sino también seguridad al personal médico asignado a su atención, afirmó Manuel Adalberto Pérez Lanz, subsecretario de Servicios de Salud.

El funcionario de la Secretaría de Salud de Tabasco descartó que exista riesgo de contaminación en instalaciones reconvertidas como el Hospital Regional de Alta Especialidad “Juan Graham Casasús”, o en proceso de reconversión como el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Mujer.

Aseveró que el protocolo para el traslado e ingreso de un paciente con COVID-19 a las instalaciones reconvertidas incluye la sanitización inmediata y cuantas veces sea necesaria, de todas las áreas por las que pasa la camilla del paciente en traslado, rumbo a la sala de aislamiento.

“Si en algún momento se diera el caso de que llegara una mujer embarazada con este tipo de padecimiento, inmediatamente puede ser canalizada por medios seguros y adecuados al área respectiva, sin el riesgo de que haya contagio hacia otro tipo de paciente o hacia el personal médico que la atienda”, acentuó.

En rueda de prensa, Manuel Adalberto Pérez, destacó que en la actualidad el Sistema Estatal de Urgencias también está preparado y sus unidades municipales están en proceso de equipamiento con modernas camillas para el traslado de los enfermos con coronavirus.

Informó que el día jueves llegaron al Estado las primeras seis camillas o cápsulas de traslado, mismas que están equipadas con respiradores y/o aportes de oxígeno, las cuales servirán para contener la enfermedad y evitar la contaminación hacia el exterior.

Filtros de contención

Como parte de las medidas de prevención y contención en la propagación del COVID-19 (coronavirus), la Secretaría de Salud en coordinación con el Ayuntamiento de Paraíso, puso en operación los primeros tres filtros sanitarios carreteros en esta demarcación.

Los módulos fueron instalados con el apoyo de la Guardia Nacional, la Secretaría de Marina, la Policía Estatal de Caminos (PEC), y la Jurisdicción Sanitaria del municipio de Paraíso y Seguridad Pública Municipal, en la carretera federal Comalcalco-Paraíso, a la altura de la ranchería Quintín Arauz; sobre la carretera vecinal en el ejido Madero y en la carretera Chiltepec.

Estos filtros se suman a los establecidos por la Secretaría de Salud en el Aeropuerto Internacional de la ciudad de Villahermosa “Carlos Rovirosa Pérez” y  las terminales de autobuses del Estado.

De acuerdo al protocolo sanitario, el personal operativo invita a los viajeros a apagar el aire acondicionado de las unidades para tomarles la temperatura con termómetros infrarrojo; además de realizarles peguntas sobre sus condiciones de salud para conocer si alguien presenta algún cuadro relacionado con los síntomas que genera el coronavirus.

En caso de que alguna persona presente escurrimiento nasal, tos, fiebre, dolor de garganta, dolor muscular, dolor de huesos o dolor de cabeza, es llevada a una mesa de control, donde se le aplica un cuestionario y se le ofrece ayuda médica inmediata.

Los filtros sanitarios carreteros que se extenderán a las principales vías estatales y federales del Estado operarán de forma permanente durante la contingencia de 8 a 18 horas, con un promedio de 25 vehículos inspeccionados por minuto, incluidas unidades particulares y de servicios.

La Secretaría de Salud invita a la población a ser solidarios en este momento de emergencia sanitaria y colaborar con las autoridades en las diferentes acciones de prevención y contención del coronavirus, con la recomendación explícita, de respetar las medidas de sana distancia y mantenerse bajo resguardo domiciliario.

Para mayor información se ha puesto a disposición de la ciudadanía los números telefónicos 800 0044 800 línea nacional; el 800 6241 774 línea estatal; el 911 de emergencias del Centro de Atención Telefónica Estatal y el 3 571111 del Sistema Estatal de Urgencias.