Tabasco.- El subsecretario de Salud federal, Hugo López-Gatell Ramírez, puso en marcha este viernes en Tabasco, entre frases adulatorias, un urgente programa comunitario para evitar la intensa propagación del coronavirus, que colocan a la entidad, también, en los primeros lugares de letalidad.

El día anterior, la Secretaría de Salud federal informó que Tabasco continuaba como la entidad con más camas generales y camas con ventilador ocupadas, seguida por Nuevo León, Nayarit y Baja California, respectivamente.

Durante el informe técnico, el director de Epidemiología, José Luis Alomía, indicó que la entidad tabasqueña se había mantenido entre los primeros lugares, al registrar un 78 por ciento de ocupación de camas generales.

Sin embargo, este viernes, la expresión “no tiene la menor importancia” de López-Gatell Ramírez anuló “el no puedo con Gatell”, del gobernador Adán López Hernández.

“En realidad no hubo diferencia de fondo, el hecho de que las cifras no concordaran fue que la información de los hospitales privados no se subía a tiempo y por eso eran diferentes a las cifras de la federación”, reconoció el el Gobernador su error.

A su vez, el aludido, Gatell aceptó, “hoy vemos que Tabasco está en el tercer lugar de ocupación”.

“Corroboramos con visión propia lo que ya teníamos claro, con los resultados y los datos: Tabasco está haciendo y ha venido haciendo un trabajo muy bien estructurado de prevención, control y atención de la epidemia de Covid”, aseveró el funcionario federal.

Además, anunció que en los próximos días la Secretaría de Salud emitirá los lineamientos generales para la seguridad sanitaria que tendrá como finalidad garantizar las condiciones que permitan la protección de la salud de los trabajadores.

“No teman, no se trata de un asunto de obligar a nadie, sino de brindar para los trabajadores las mismas condiciones de seguridad sanitaria que ya fueron establecidas para los trabajadores del sector privado”.

Aumento de casos positivos

Pero, al presentar el informe técnico diario por el Covid-19, el subsecretario de Salud, López-Gatell Ramírez, reconoció que en Tabasco todavía no se ha aplanado la curva.

“La epidemia no es una sola, se comporta en distintas velocidades en las diversas regiones”, justificó.

Detalló que en los municipios de Centro y Nacajuca continúan arriba los casos, pero en Cárdenas y Huimanguillo van a la baja.

Según el funcionario, Macuspana y Comalcalco también muestran números decrecientes, pero en menor medida.

Hasta este viernes, Tabasco registraba 19 mil 36 casos confirmados y mil 779 defunciones, de acuerdo con la Secretaría de Salud estatal.
Además, hay mil 657 sospechosos y 16 mil 224 negativos; en casos estimados son 19 mil 902 y dos mil 347 activos estimados.

 

“Aquí no se trata de política, se trata de salvar vidas y proteger la salud de las personas", puntualizó López Gatell.

Por su parte, la secretaría de Salud, Silvia Roldán Fernández, volvió a demandar mayor conciencia por parte de la ciudadanía y de los medios de comunicación, para no ensalzar únicamente lo malo y generar miedo, e informó que se ha garantizado a toda la población la atención hospitalaria, pasando en mes y medio de 773 a 953 camas, con la proyección a mil 150 en 30 días.

Asimismo, dio a conocer que en lo que va de la pandemia el Gobierno estatal ha contratado a más de tres mil profesionales de la salud para garantizar la atención de los pacientes.

En este tema. López Hernández reconoció el apoyo del gobierno federal, porque todo “lo que hemos podido hacer, no lo hubiésemos logrado sin la mano amiga y decidida del gobierno federal”, y en particular, acentuó, del subsecretario Hugo López Gatell, quien es el que está al frente operativamente del manejo de la contingencia.

“No ha sido fácil, somos uno de los tres estados donde hay el mayor número de contagios, estamos séptimos u octavos en número de defunciones, y cuarto o quinto en cuanto a casos activos, pero siempre hemos tenido el acompañamiento del gobierno federal”, reconoció López Hernández.

Programa comunitario

“En Tabasco inició un programa de brigadas, punto de partida de la Iniciativa de acción comunitaria por la salud, expuso el gobernador López Hernández en rueda de prensa.

“Hemos estado trabajando en comunidades de Nacajuca y Centro, específicamente, en Tamulté de las Sabanas, con brigadas parlantes de lenguas indígenas, en este caso de Chontal, para informar de los cuidados para prevenir el COVID-19”.

Añadió que en comunidades apartadas de Tacotalpa de igual forma se puso en marcha una jornada de difusión sobre casa por casa, las medidas para evitar ser contagiado de la enfermedad, a través de la coordinación general de los centros integradores.

Por su parte, la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores González, explicó que con esta estrategia, que también se puso en marcha en Chiapas, se busca crear una red pública entre las autoridades de los tres niveles de Gobierno y la población, para disminuir el impacto de la epidemia de coronavirus, promoviendo tres ejes prioritarios como son la salud, el agua y la alimentación.

La estrategia implementará la figura de “Guardianes de familia”, en la que un miembro de cada familia será el enlace con las autoridades y con los comités ciudadanos que se conformarán y que tendrán como labor principal informar sobre las acciones que se están llevado a cabo por la pandemia.

Puntualizó que harán énfasis en los hábitos alimenticios de las personas, ya que las enfermedades crónicas es una de las principales causas de la alta mortalidad de la enfermedad. Asimismo, abundarán en la higiene, limpieza y el orden para reducir los contagios.

Por su parte, el subsecretario Hugo López-Gatell resaltó la importancia de la acción comunitaria en estrategia de atención primaria, hoy enfocada a prevenir y controlar el COVID-19, pero que también permitirá consolidar acciones de salud reproductiva, prevención de enfermedades crónicas y atender enfermedades infecciosas, entre otras.

“No se puede actuar por la salud solamente desde los gobiernos, desde las oficinas; esto nace en la comunidad”, subrayó al resaltar la labor que realizan las brigadas para contener la pandemia propiciada por el COVID-19, lo cual dijo es ejemplo nacional.

Informó que en colaboración con organismos internacionales, como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Secretaría de Salud difundirá a partir del próximo lunes los mensajes de prevención del COVID-19 en 65 lenguas autóctonas, a través de radios comunitarias en todo el país.

Prevención en comunidades originarias

El reportero Domingo Alejandro Luciano, de la red de radiodifusoras culturales del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), “La Voz de los Chontales”, preguntó si la Secretaría de Salud ha sugerido modificar la estrategia de comunicación social para promover con pertinencia cultural las acciones de prevención de contagios del virus.

El subsecretario aseguró que mediante el INPI, y con apoyo del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas y de la Secretaría de Bienestar, han buscado transmitir información en las lenguas apropiadas.

“Tenemos desde el inicio nuestros documentos técnicos traducidos a diversas lenguas nacionales, lenguas autóctonas, y estos documentos los hicimos precisamente así (…) porque estamos conscientes que México es una nación pluricultural”, afirmó.

Además, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, dijo que inició un trabajo de brigadas y que a través de parlantes, todos los días se recorren las comunidades dando información sobre la pandemia de COVID-19 y las medidas sanitarias.

El representante de la Organización Panamericana de la Salud, Cristian Roberto Morales, señaló que la pandemia del COVID-19 sigue acelerándose a nivel mundial y todos los pueblos están en riesgo, por ello, consideró importante mantener la continuidad de todos los servicios médicos, con un enfoque de Atención Primaria de la Salud, que es el cimiento de las brigadas comunitarias.