Tabasco.- “Si los tabasqueños no toman conciencia sobre la gravedad del COVID-19, podría llegar hasta mil 200 muertes en esta etapa”, advirtió la titular de la Secretaría de Salud, Silvia Roldán Fernández, entrevistada, vía videollamada, por el noticiero radiofónico Telereportaje, este jueves 28.

“Todavía nos falta un buen tramo en esta etapa de la pandemia, por lo que la gente nos tiene que ayudar para que no se incremente el número de casos y decesos”, puntualizó.

Estimó que de acuerdo a mediciones que especialistas hacen en la materia, se podría tener alrededor de 24 mil casos sospechosos, 11 mil serían confirmados durante esa fase y alrededor de tres mil pacientes estarán graves y muy graves.

“Le quiero decir a los tabasqueños que morir por coronavirus es espantoso. Por eso, debemos cuidarnos”, afirmó.

Gran virulencia

Sobre el incremento en casos de COVID-19 en la entidad, explicó que aplanar la curva no significa que bajen los contagios, e insistió en el llamado para que los ciudadanos guarden distanciamiento social, realicen las medidas de higiene conocidas, y se queden en casa, o podría haber serias afectaciones en unos días.

"De las pruebas que nosotros hacemos, el 50% de la gente está saliendo positiva. Es decir que tenemos una gran virulencia en el estado, todavía, que no podemos decir que vamos bajando ni nada.

“Si la curva se ha aplanado, eso no quiere decir que haya menos casos, eso quiere decir que los casos se van distribuyendo en el tiempo, no que bajen. Si no se hubiese aplanado, tendríamos un pico cuatro veces más grande de lo que tenemos. Tendríamos rebasados los hospitales".

La titular de Salud consideró que las medidas decretadas por las autoridades estatales y municipales, de cerrar negocios durante los fines de semana, sí han dado resultados, por la reducción de la movilidad por unos días, pese a que en la semana se realicen compras.

Lamentó que la tasa de mortalidad en Tabasco es muy alta debido a que la entidad se encuentra en el lugar número uno a nivel nacional en enfermedades como la obesidad, hipertensión y diabetes.

Recordó que lo más duro de padecer COVID-19, es el aislamiento en la atención hospitalaria, pero que es mejor llevar a los pacientes a los centros de salud autorizados, y que tengan una oportunidad al ser atendidos por los médicos, a que mueran ahogados en sus domicilios.

"Lo más duro de esta enfermedad es el aislamiento. El paciente que entra al hospital no tiene visitas. Es una cosa muy seria, más que nada por eso deberíamos ser más empáticos con los demás. Esto es doloroso con el paciente, para las familias. Yo sé que es terrible no ver al familiar, pero es peor morir en la casa asfixiado.

“Esperar en la casa hasta el último momento es mil veces peor, porque el paciente se va a morir acompañado, pero en muy malas condiciones. No es justo que sufra esa parte.

“Que hay una tasa alta de muertes, desde luego que sí. No podríamos decir que todos los que entran se van a salvar, pero tienen una oportunidad. Tenemos una tasa alta de muertes porque tenemos una tasa enorme de diabéticos, de hipertensos y de obesos", explicó.

Sobre la adquisición de pruebas PCR para detectar nuevos casos de COVID-19, Silvia Roldán, dijo que estas no están abiertas a toda la ciudadanía para realizarse, pues sólo se aplicará a casos sospechosos.

"Las pruebas son de PCR, no son pruebas rápidas, porque las pruebas rápidas dejan muchos negativos que son positivos. Esta es PCR, la prueba de oro para detectar el virus. Estamos abriéndonos al muestreo, haciendo muchas más muestras en todos los municipios.

“Nosotros estamos haciendo más o menos 200 muestras aquí en el Centro, y en todos los municipios. Cuando se necesite, se tiene que hacer la prueba. No vamos a esperar a que el paciente se sienta mal, en contacto, pero no está abierta para que todo mundo vaya y se forme", indicó.

Proyecciones estadísticas

"Nosotros estamos trabajando con un matemático que está en la UJAT, el doctor Ulín, que también está haciendo predicciones, y que piensa que el pico más alto lo vamos a tener en junio. Son modelos que tenemos que estar preparados para esto, y esperar a ver qué es lo que pasa. Todo depende del movimiento de la gente.

“Sigue siendo la predicción de cuando empezó la pandemia. Esperamos 11 mil casos confirmados, y 3 mil casos graves y muy graves. En el modelo que nosotros usamos decía que íbamos a tener entre 200 a 400 defunciones, pero el tema de las enfermedades crónico–degenerativas, es muy grave en Tabasco.

“Ayer platicamos con una persona que se dedica a métricas, y nos decía que podíamos llegar a mil 200 defunciones", señaló.

Lo anterior, informó Silvia Roldán, corresponderá a los casos que la Secretaría de Salud podrá confirmar a través de pruebas, sin embargo, dio a conocer que, pese a que se han registrado hasta este miércoles 3 mil 484 positivos, este número podría ascender hasta los 24 mil contagios, dado que hay una cifra de asintomáticos que no se ha logrado reportar.

"Nosotros, de cada caso consideramos que hay 8 que se contagiaron. Si traemos tres mil y tantos casos, por 8 serán 24 mil, más o menos. Acuérdense que la ´inmunidad del rebaño´ se hace cuando el 70% de la población haya tenido contacto con el virus. Es cierto, nadie sabe exactamente cuántos casos tiene. Hay muchísimos asintomáticos"

Capacidad suficiente de camas

En la entrevista, Silvia Roldán destacó que, hasta el día jueves 28, en ningún momento se ha visto rebasada la capacidad hospitalaria que se tiene para atender a los enfermos.

Esto es por el aumento de capacidad que hubo con la reconversión hospitalaria al inicio del año, se sumaron las del Hospital de la Sedena, con 20 camas más, el CESSA “Maximiliano Dorantes” con 20, el Hospital de Comalcalco, que ahora funciona con 15 y se pondrán 20 más y el de Tenosique que empezará a operar en unos días más.

Ante el panorama sanitario, Roldán Fernández insistió en su llamado a todos los tabasqueños a reforzar las medidas sanitarias de prevención, principalmente quedarse en casa, mantener su sana distancia si deben salir, usar cubrebocas y lavarse continuamente las manos con agua y jabón, porque el SARS-CoV-2, remarcó, “no respeta absolutamente a nadie”.

Lamentó que haya personas que con síntomas fuertes de la enfermedad no quieren ir a los hospitales y en el caso de pacientes graves hospitalizados, familiares que insisten en visitarlos y corren el riesgo de contagiarse en las afueras de los nosocomios.

“Uno de los problemas del coronavirus es que el paciente debe quedar completamente aislado, porque sus familiares se pueden contagiar si van a los hospitales. Pero, es mejor estar solo unos días, que perder la vida, ya que este virus ataca rápido”, afirmó.

Silvia Roldán informó que además de todo el equipo que se tiene en la red hospitalaria para atender el COVID-19, se adquirieron 15 mil pruebas más y otras mil más aportadas por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), por lo que el personal del Laboratorio Estatal trabaja tres turnos al día para poder analizar y entregar los resultados realizar que se requieren.

La funcionaria estatal anunció que en pocos días también será utilizado el Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Juan Graham Casasús” para realizar un mayor número de pruebas, aunque aclaró que no todas las personas pueden hacérsela, sino sólo las que tuvieron contacto con algún paciente que fue positivo o tenga síntomas de coronavirus.

Recordó que aproximadamente 80 por ciento de los casos son asintomáticos o tienen síntomas muy leves, y sólo 1.6 por ciento de esos casos se complica muy seriamente.

Silvia Guillermina Roldán consideró que si el sector salud no hubiera tomado las medidas de contención y prevención que implementó desde que inició la pandemia generada por el COVID-19, “no nos la acabaríamos ahorita”.

Indicó que en estos días la curva se ha aplanado, lo que no significa que haya menos casos, sino que se distribuyen conforme pasan los días. “La curva está aplanada, porque si no se hubiera aplanado, tendríamos un “pico” cuatro veces más grande de lo que tenemos hoy”, apuntó.

Subrayó que Tabasco tiene una alta tasa de mortandad por coronavirus, porque es una de las entidades que tiene una alta incidencia de enfermedades crónico-degenerativas, como hipertensión, diabetes y obesidad, por lo que también hizo un llamado a los tabasqueños para que se cuiden, alimenten bien, hagan ejercicio y asistan al médico a chequeos permanentes.

La nueva normalidad

Al ser cuestionada sobre las proyecciones para regresar a la nueva normalidad, explicó que las actividades se tendrán que ir dando paso a paso y de acuerdo al semáforo propuesto por la Federación, que califica los porcentajes de hospitalización, de casos en terapia intensiva, del porcentaje de contagios y por el número de casos, si están estables o van a la baja.

No obstante, advirtió que regresar a la normalidad que se tenía antes de la pandemia, será muy difícil. “Deberá pasar un bien tiempo para que estemos juntos otra vez, ir al cine, ir de compras. Depende mucho también de nuestro comportamiento. Si no acatamos las medidas preventivas, será difícil; el regreso a la normalidad será muy lento, gradualmente”, aseveró.

La titular de la Secretaría de Salud también informó que pese a que se está dando prioridad a enfermos por COVID-19, no se ha descuidado la atención a la influenza y al dengue, por lo que continúan las estrategias para enfrentar ambas enfermedades. Inclusive, destacó que en el caso del dengue, los casos han bajado de manera importante.

Confirmó que seguirán atendiendo los casos de influenza que se vayan presentando en la próxima temporada de otoño-invierno, además del dengue, que presumió, ha disminuido en su proliferación.

“En todas las muestras de COVID, se corre la influenza. Necesitamos, en invierno, no olvidar que hay que vacunarse contra influenza. En el caso del dengue, seguimos teniendo casos, pero ha bajado de manera importante", dijo.

Pérdidas del sector Salud

La Secretaria de Salud, Silvia Roldán, informó que 916 personas vinculadas al sector Salud han sido contagiadas por coronavirus, de las cuales, han fallecido 18 por coronavirus.

"No todos han estado en contacto con los servicios de COVID- No todos son trabajadores activos en las instituciones, muchos trabajadores se retiraron con el decreto y se contagiaron, y otros han estado trabajando, sobretodo enfermeras. 18 defunciones en personal de salud, y 916 contagios", aclaró.

La secretaria de Salud indicó que para cualquier reporte relacionado con la enfermedad ocasionada por el SARS CoV-2 COVID-19, pueden comunicarse al 800 624 17 74 de la Secretaría de Salud estatal.