México.- Al hacer un balance de los primeros 100 días de su gobierno, Adán Augusto López Hernández, reconoció la inseguridad y desempleo como dos de los principales retos de su administración.

Ante la ola de violencia que azota la entidad y que, en cinco días, de viernes a martes, ha dejado 12 asesinatos, el mandatario morenista admitió que han aumentado los homicidios culposos, feminicidios y robos a casas habitación, pero destacó que hay descensos en delitos como secuestros, abigeato y robo de vehículos.

“Nosotros no estamos maquillando las cifras”, dijo en referencia a la anterior Fiscalía General del Estado (FGE), que dejó de reportar más de 13 mil delitos al Sistema Nacional de Seguridad Pública en 2018, último año del sexenio perredista de Arturo Núñez Jiménez.

“Vamos cumpliendo con lo que ofrecimos y vamos revirtiendo la inseguridad”, sostuvo, y anunció que en mes y medio entregará 180 patrullas, moto-patrullas, camionetas y vehículos compactos para reforzar la seguridad pública.

Además, se creará una Fuerza Civil de 200 elementos de la Academia de Policía para combatir el crimen en el municipio de Centro, cabecera de Villahermosa, donde existen altos índices delictivos, en un modelo similar al que opera en Monterrey que permitió bajar la inseguridad.

“La inseguridad es el asunto que más nos ocupa y nos preocupa. Tenemos un diagnóstico de la situación y en seis meses empezamos a ver resultados”, aseguró.

Respecto al desempleo –Tabasco ocupa primer lugar nacional con 7.8%, más del doble del 3.6% nacional–, el gobernador morenista anunció que en mayo se inicia la reactivación económica con inversión de mil 268 millones de pesos en obras públicas, de los cuales 368 millones se destinarán a 135 proyectos de agua potable, drenaje, alcantarillado, caminos y electrificación en los 17 municipios de la entidad.