Acapulco, Guerrero.- La línea de crédito por 158 millones de pesos que solicitó el Ayuntamiento de Acapulco ya fue aprobado, también se utilizará para pagar obra pública, aunado a la deuda que adquirieron pasadas administraciones, respondió el alcalde porteño, Evodio Velázquez Aguirre al gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores.

En entrevista, el edil porteño recalcó que ese recurso –que se les entregará en un plazo de 15 días- será utilizado para ambas cosas, y que la decisión del Cabildo fue correcta, a pesar de que se trata de politizar la solicitud del préstamo.

“La línea de crédito ha seguido su curso. Legalmente ya se dijo lo que se tenía que decir, nosotros estamos conscientes de que nos asiste la razón y creemos que se generaron algunos temas que se politizaron en un asunto necesario para Acapulco y muy responsable la posición de cabildo”.

“Es un tema que prontamente vamos a tener para oxigenar las finanzas y cubrir varios de los adeudos que se heredaron en su momento y se tendrán que hace frente así como temas de obra pública”, dijo, Evodio Velázquez.

Esta mañana, el gobernador, Héctor Astudillo Flores, declaró que los créditos bancarios deben utilizarse para obra pública, y colocó como ejemplo carreteras y hospitales.

El alcalde de Acapulco y el gobernador de Guerrero coincidieron en la entrega de cheques del programa Jóvenes Emprendedores Prosperando, que se realizó en el centro de convenciones Mundo Imperial.

“Yo siempre vengo institucionalmente al llamado del gobernador, es una responsabilidad institucional acompañar el esfuerzo en el que el gobierno municipal tiene una coinversión de 4. 5 millones de pesos para apoyar a los emprendedores”, dijo el presidente municipal.

También insistió en que se han generado “algunas confusiones o malos entendidos” respecto a la solicitud del crédito de 158 millones de pesos, que espera aclarar personalmente con el gobernador.

Sobre la exigencia del ISSSPEG para que de los 158 millones de pesos se liquide el adeudo de 111 millones de pesos al Infonavit, el alcalde dijo que las advertencias o amenazas no son lo más viable para demandar el pago.

“Estamos haciendo frente a una situación que no generó este gobierno municipal, y  no me explico por qué se nos tachó con esa rudeza”.

“No son las más adecuadas para pedir que se pague el adeudo al ISSSPEG. Es sumamente grotesco la forma en la cual se exige algo que no se exigió en administraciones pasadas de la misma forma en la que ahora se exige”, reprochó.

Respecto a la salida de la Policía Federal de los municipios de Iguala y Taxco, Evodio Velázquez precisó que el reporte que tiene no señala que ocurra lo mismo en el puerto de Acapulco, e incluso sostuvo que se mantendrán los operativos.