Cuernavaca, Morelos.- El Secretario de Gobierno de Morelos, Pablo Ojeda, también es investigado por actos de corrupción. De acuerdo con el periódico "Reforma", el colaborador de Cuauhtémoc Blanco fue denunciado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ante la Fiscalía General de la República (FGR) por lavado de dinero.

Según la información difundida por el periódico de circulación nacional, la denuncia FED/SEIDF/UEIDFF-CDMX/0000451/2020 fue presentada por la UIF desde el 17 de marzo.

La denuncia involucra a las firmas Morales Inmobiliaria Dub y Ojeda & Asali, así como a las personas identificadas como Óscar Isaac Rodríguez Hernández, María Elena Moreno Trejo y Martín Ismael Meneses Barrañón.

"Dichas personas desplegaron una serie de conductas que consisten esencialmente en operaciones dentro del sistema financiero nacional, mismas que tiene su origen en el despliegue de conductas ilícitas y tienen como objetivo ocultar su origen, propiedad y destino frente a las diferentes autoridades del País", señala la denuncia, de acuerdo con Reforma.

En otra investigación de la entonces PGR iniciada desde 2016, Ojeda & Asali fue señalada como parte de una red de empresas utilizadas en el sexenio del exgobernador Javier Duarte para, presuntamente, desviar recursos públicos.

La información difundida señala que Pablo Ojeda ha utilizado a integrantes del despacho Ojeda & Asili para ser funcionarios estatales, tal es el caso de Mauricio Robles Cortés, designado como su coordinador de asesores desde 2018 en la Secretaría de Gobierno que encabeza Ojeda.

El secretario de Gobierno es el segundo funcionario estatal de alto nivel investigado por la UIF y de mayor cercanía con el Gobernador Cuauhtémoc Blanco.

Reform publicó que la UIF detectó redes de lavado y cuentas millonarias en torno al exfutbolista.

La indagatoria establece que amistades, familiares, su secretario particular y hasta el Jefe de la Oficina de la Gubernatura, José Manuel Sanz Rivera, están en la mira de las autoridades federales.

Sanz, junto con Ojeda, son los funcionarios más cercanos a Blanco.