Ciudad de México.- Un total de mil 541 mexicanos murieron a causa del covid-19 en el extranjero durante junio, de acuerdo con información obtenida vía solicitud de transparencia a la Secretaria de Relaciones Exteriores. El mayor número de mexicanos fallecidos por el virus, residían en Estados Unidos.

De acuerdo con el reporte de la dependencia, Nueva York es la ciudad con más fallecimientos de paisanos con 728; le sigue California con 204 casos; en Illinois suman 157 decesos, Wisconsin 52, Texas y Arizona 38; Nueva Jersey 33; Colorado y Maryland informaron de 26; Minnesota 23; Washington 22; Carolina del Norte 21; Indiana 17; Georgia 12, mientras que los estados de Nebraska, Utah y Virginia reportan cada uno 11 muertes.

En Michigan se informó de 10, el Distrito de Columbia y en Florida sumaron 7 respectivamente; Massachusetts 6; igual que en Oregón, en Iowa, Kansas, Kentucky y Tennessee 5, en Nevada 4; Missouri y Oklahoma 3; Nuevo México 2 y Delaware 2 y en Arkansas, Dakota del Sur Luisiana, Ohio, y Rhode Island 1 cada.

La dependencia federal señaló, que también se reportaron fallecimientos de connacionales en Canadá, con seis muertes, en Colombia 1; en Francia 1; en Perú 3 y en España 3. De los mil 541 mexicanos fallecidos por covid-19 en el extranjero, 418 eran oriundos de Puebla, 160 de Guerrero; 136 de Oaxaca; 78 de la Ciudad de México, 73 de Jalisco, 67 de Veracruz; 62 nacieron en Michoacán; mientras que los Estados de México y Guanajuato eran 60 personas.

De Morelos eran 49; de Tlaxcala 48; de Zacatecas 38; de Durango 24; Baja California y de Hidalgo 21; 17 eran nacidos en Chiapas, 16 en Chihuahua; 15 en Sonora;13 en Sinaloa; 10 de Nayarit; de Aguascalientes y Tamaulipas eran 9; siete casos fueron de México-Americanos; 6 de Nuevo León; 4 de Yucatán; 3 de Colima y de Tabasco, mientras que en 26 casos la Secretaría de Relaciones Exteriores no tuvo información para conocer el lugar de origen de los fallecidos.

El pasado sábado arribaron a México las cenizas de connacionales fallecidos en Estados Unidos, luego de un servicio fúnebre celebrado en la catedral de San Patricio, en Nueva York. Las urnas arribaron en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana a petición de la Secretaría de Relaciones Exteriores.