Chilpancingo, Guerrero.- De tres a cinco años tomará lograr que funcione al 100 por ciento el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio en la entidad, reconoció María de los Ángeles Fromow Rangel, Secretaria Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal.

Explicó que en ese periodo se culminarán todos los procesos que se iniciaron con el sistema inquisitorio.

A 14 días de que entre en vigor el nuevo sistema de justicia en todo el país, Fromow Rangel realizó una gira de trabajo junto al gobernador Héctor Astudillo Flores.

Ambos supervisaron los avances de la construcción del Centro de Justicia Integral, junto al Cereso, al sur de la ciudad.

La funcionaria federal dijo que Guerrero se encuentra preparado al 100 por ciento para poder dar inicio al nuevo sistema penal, y se ha cubierto con la capacitación y especialización del personal para su implementación.

Fromow Rangel dijo que, “es una prioridad para el país que estén asegurando que los guerrerenses tengan una justicia que se merece Guerrero”.

Aseguró que con el nuevo sistema de justicia no habrá posibilidades de abuso de autoridad, pues los responsables de la impartición de justicia estarán a la vista de todos y los funcionarios que caigan en abusos o irregularidades se les aplicarán sanciones administrativas o penales.

Manifestó que se encuentran trabajando para que sea en tres o cinco años cuando se concluyan los procesos que se iniciaron con el sistema inquisitorio en la entidad y den paso al nuevo modelo de justicia.

Sobre los edificios que se construyen en Coyuca de Catalán y en el municipio de Ometepec, y que no cuentan con equipo, lo que obliga que los jueces trabajen en casas improvisadas, Fromow Rangel aseguró que se está analizando el tema.