México.-Monserrat S., una joven reportada como desaparecida fue encontrada la tarde de ayer hospitalizada en el sur de la Ciudad de México, y pudo contar la pesadilla que vivió durante las horas en las que nadie conocía su paradero.

A las 8:49 de la mañana del lunes 22 de junio, Monserrat salió de su casa y tomó un taxi en Avenida del Pacífico en la alcaldía Coyoacán para dirigirse a su trabajo en Torre Murano, Insurgentes Sur en Benito Juárez. A casi cinco kilómetros de distancia.

Sus conocidos publicaron en redes sociales el extravío de la joven para intentar localizarla. Horas más tarde informaron que ya tenían conocimiento de su ubicación.

Después de que la joven abordó el vehículo para ir al trabajo por la mañana, el conductor bajó los seguros, comenzó a agredirla y le robó sus pertenencias. Desvió la ruta por la que se tenía que dirigir y la llevó a un lugar desconocido para la chica. Monserrat creyó que la intentaban secuestrar, por lo que intentó protegerse y decidió saltar del coche, aún cuando estaba en movimiento.

Su hazaña la salvó de un desenlace que pudo haber sido peor. Sin embargo, la caída le provoco lesiones graves. Resultó con una fractura en el cráneo que hizo que perdiera el conocimiento.

Monserrat despertó cuando paramédicos la subieron a una ambulancia. Fue llevada al Hospital General Ajusco Medio y allí la atendieron y mantuvieron en observación por la gravedad de su herida.

Tardó en comunicarse con sus familiares porque cuando llegó al nosocomio presentaba desorientación y amnesia producto de su fuerte golpe. Pero, afortunadamente, personal del hospital reconoció a la chica después de haber visto los anuncios de su desaparición.

Sus familiares y su novio llegaron al hospital y confirmaron que se trataba de ella. También agentes de la Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas, arribaron al sitio y hablaron con los involucrados sobre cómo querían continuar con la indagación del delito, a lo que ellos respondieron que querían investigar al asaltante de Monserrat y acusarlo por los delitos cometidos.

Después trasladaron a la víctima a un hospital más especializado para tratar su herida y confirmar que no hubiera daños más graves.

El caso alertó a la población mexicana, pues en días pasados hubieron dos casos que cimbraron a la zona centro del país. El primero fue Daniela de 18 años, quien tomó un taxi en la alcaldía Xochimilco y fue desaparecida.

La joven alertó a uno de sus amigos por WhatsApp, y le dijo el lugar en donde estaba. Sin embargo, no se llamó a ninguna patrulla ni a los familiares de Daniela. Días después encontraron unos restos que coincidían en la ropa que utilizaba la mujer el día de su desaparición.

Mientras que en el Estado de México, Brenda también tomó un taxi para ir a trabajar. No llegó a su destino y nadie conocía de su paradero hasta que la semana pasada fue hallado su cuerpo en la comunidad Cruz Blanca en Almoloya de Juárez.