Trabajadores de taxis colectivos del puerto de Acapulco protestaron en el exterior de la Fiscalía Regional para exigir a las autoridades “obliguen” a los policías de Gendarmería que “hagan bien su trabajo”, así como pedir la revisión del manejo del servicio de grúas.

La tarde de este jueves, los taxistas colocaron aproximadamente 30 de sus unidades en la entrada principal de las oficinas de la fiscalía, y en donde acusaron a los agentes federales de no cumplir con su trabajo.

“Hacemos un llamado a los tres órdenes de gobierno para que presten más atención en los federales y los hagan que cumplan bien con su trabajo, sin afectar a terceros, porque de por sí nosotros los transportistas no tenemos dinero, ni trabajo y esto nos afecta”, dijo el vice presidente de la federación de Transportistas de la Costa de Guerrero, Omar Reyes Campos.

En esa misma protesta, pidieron a las autoridades revisen el tema de la atención y “corrupción” en el servicio de grúas, pues se quejaron de que les cobran poco más de 10 mil pesos el arrastre de sus vehículos, cuando no debe rebasar los 2 mil pesos.

Reyes Campos dijo que el servicio que brindan es “pésimo”, además que las empresas se niega a entregarles facturas.

Dentro de sus exigencias, también estuvo la de un trabajador que fue detenido el pasado miércoles por un accidente entre un taxi y una patrulla de la Policía Federal.

Aunque el conductor del taxi colectivo ya fue liberado, el vehículo quedó como prenda.

“De por sí teníamos la razón nosotros porque los que hicieron el accidente fueron los federales, porque no traían las luces encendidas, de la patrulla, aunque ellos digan  que sí. Pero nosotros tenemos evidencias que no es así, los daños ocasionados de nosotros hacienden a 35 mil y los de ellos a 25 mil”, apuntó.