Chilpancingo.- Un centenar de taxistas, de distintas organizaciones transportistas en Chilpancingo, se concentraron en la ciudad y realizaron caravanas hacia Casa Guerrero y Palacio de Gobierno; exigen apoyos directos del gobernador Héctor Astudillo por la baja de usuarios a raíz de la pandemia.

Desde las 10 de la mañana, los trabajadores del volante se concentraron afuera del estacionamiento de Mega Soriana y colocaron mensajes en los medallones de las unidades del transporte público, en los cuales solicitaban apoyos.

Las demandas principales, fueron: apoyo alimentario por parte del gobierno estatal y que los concesionarios bajen los precios de la renta de placas, ya que ellos deben de seguir pagando diariamente aunque no haya pasaje.

De acuerdo con José Yahir Cisneros, líder transportista, la intención de la actividad de este día, es solicitar que el estado otorgue una despensa, así como un apoyo económico a los trabajadores del volante, porque debido a la contingencia sanitaria “no hay pasajes”.

“Chilpancingo vive de la burocracia, si no hay actividad en oficinas nosotros tampoco tenemos pasajes, no hay estudiantes ni maestros, y los permisionarios no han bajado la renta de placas”, indicó.

Los taxistas avanzaron en caravana a Casa Guerrero y posteriormente al Palacio de Gobierno; allí entregaron un documento dirigido al titular del poder ejecutivo en la entidad.