El dirigente de la Federación de Taxistas del Estado de Guerrero, Raúl Heredia Chávez aseguró que los transportistas están en la agonía, con los aumentos constantes a la gasolina, infracciones, permisos y refacciones de las unidades motrices.

Al celebrar 32 años de existencia, el dirigente de transportistas dijo que el gobierno tiene que hacer algo, para que los combustibles ya no sigan subiendo, además de que se deben poner tarifas fijas a las multas, permisos e infracciones porque lo que están cobrando lesiona la economía de los taxistas.

Esteban Martínez Luna, chofer de un taxi colectivo, expresó que con todo los gastos que tienen, ya no sacan ni para poder comer y que al paso que van, terminarán dedicándose a otro oficio, porque el que tienen ya no es rentable.

A manera de desahogo el Heredia Chávez, aprovechó la visita del aspirante al gobierno municipal, Marco Antonio Terán Porcayo, para pedirle su ayuda si gana este proceso electoral, ya que los taxistas están desesperados porque no están ganando lo suficiente para sostener a sus familias.

En respuesta, Terán Porcayo le aseguró frenará las "extorsiones disfrazadas", al referirse al pago de multas e infracciones por parte del municipio y que buscará establecer una tarifa única para los taxistas a fin de no lesionar la economía de sus familias.

Pero después de la promesa, advirtió que no habrá tolerancia para aquellos taxistas que no respeten la línea peatonal y que se estaciones en rampas para discapacitados y que la relación entre el gobierno  y el sector transportistas será de respeto.