México.-En República Checa se encuentra una iglesia hecha con huesos de más de 40 mil personas que fallecieron durante las guerras y la peste en el siglo XV.

Debido a la falta de espacio en el cementerio del municipio de Sedlec, los restos fueron movidos a la capilla subterránea y en 1870 el artista František Rint, fue contratado para hacer de los huesos arte que vistiera el templo, catalogado por quienes la visitan, como la más escalofriante.

Rint ordenó los huesos y elaboró con ellos mobiliario, decoración, una lámpara de araña, un escudo de armas y guirnaldas de cráneos.

El curioso decorado de Osario de Sedlec, una capilla católica en Kutná Hora, República Checa, está completamente decorada con 40 mil huesos humanos, además tienen un enorme candelabro hecho también de osamenta.

[caption id="attachment_195659" align="alignnone" width="1055"]Candelabro de huesos Candelabro de huesos[/caption]

Esta capilla se ubica bajo la iglesia del Cementerio de Todos los Santos, y atrae a turistas de todo el mundo, que arriban para maravillarse con uno de los lugares más extraños de todo el mundo.