Ciudad de México.- Un par de perritos discapacitados han conquistados las redes sociales, al enternecer el corazón de los internautas con sus historias de superación.

Uno nació discapacitado, no pudo caminar hasta que fue adoptado. El otro fue atropellado por un auto ambos, usan sillas de rueda para poder moverse.

Albert fue abandonado en Estados Unidos porque nació con una malformación en las patas traseras que le impedían caminar. En Inglaterra, Puffy fue atropellado y perdió los movimientos de las piernas de atrás.

Sus historias de superación conquistaron las redes sociales y se viralizaron en campañas que les permitieron obtener sillas de ruedas especiales para que pudieran disfrutar plenamente de la alegría de ser una mascota.

Sus casi 85 mil seguidores se mueren por los mimos que Albert recibe de su dueña, quien lo rescató y lo cuida como a un bebé.

El pequeño canino usa pañales, duerme en una cuna con ositos de peluche, usa ropas especiales y pasea en el carrito típico o en una mochila del estilo canguro.

Albert también pasea bastante y tiene su vida cotidiana registrada en Instagram como toda celebridad virtual.

Por otro lado, Puffy ya conocía las bendiciones de tener un hogar y una familia cariñosa. No tenía ninguna discapacidad hasta que fue atropellado por un auto una semana después de que su dueña falleciera con cáncer.

La familia no tenía dinero para comprar la silla de ruedas que el perro necesitaba, por lo que organizó una campaña virtual de donaciones que luego se viralizó en las redes sociales y en la prensa local.

En poco tiempo obtuvieron mil 500 libras (más de 35 mil pesos) y le consiguieron el aparato especial que además ejercita los músculos de las patas traseras de Puffy.

Son tan enternecedores que son la sensación de las redes sociales.