CCM.- Las redes sociales cada vez están más presentes en nuestras vidas, pero su uso puede resultar nocivo. Un nuevo estudio ha revelado que, cuando más lejos estén, menor es el riesgo de padecer depresión y sufrir soledad. La investigación realizada por la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) se centró en estudiar a 143 voluntarios universitarios durante tres semanas y sus datos de navegación en Facebook Instagram y Snapchat.

Entre los resultados de este trabajo, los científicos destacaron que quienes reducían en 30 minutos el tiempo dedicado a las redes tuvieron también una disminución significativa de sentimientos relacionados con la depresión y la soledad. Los especialistas también explicaron que, al dedicar ese tiempo a otras actividades, estas personas dejaban de comparar su propia rutina con la que mostraban otros usuarios.

El estudio fue divulgado en el Journal of Social and Clinical Psycology (en inglés) y se realizó de la siguiente manera: los participantes, de entre 18 y 22 años, respondieron a un cuestionario sobre aspectos relacionados con el bienestar. Después, cada persona compartía una captura de pantalla de su celular con el registro de tiempo empleado en las redes sociales.

Durante 21 días los usuarios fueron divididos en dos grupos: uno que podía continuar normalmente en las redes sociales, y otro que reducía en 10 minutos su tiempo diario en cada una de estas plataformas (30 minutos en total).

"Constatamos que las personas del segundo grupo, que redujeron su tiempo de acceso a las redes, tuvieron una clara mejoría en puntos referentes del bienestar: depresión y sensación de soledad. Esto quedó todavía más claro cuando observamos el perfil de los voluntarios con un cuadro depresivo serio", sostiene Melilla G. Hunt, psicóloga y directora de la investigación.

Según el informe para 2018 de Global Digital, de un total de 40 países analizados, aquellos donde más tiempo dedican los usuarios a las redes sociales son Tailandia, Filipinas y Brasil, con más de tres horas diarias de media, mientras que al otro extremo de la clasificación se encuentra Japón, con una media de 48 minutos al día.