Acapulco, Guerrero.- María Emma Mora Liberato busca a su hijo, José Alberto Téllez mora, desde hace más de 7 años en Acapulco, labor que combina un puesto de confianza en la Secretaría de Economía (SE) federal. Pero a finales de mayo le informaron que estaba despedida y quedó en la incertidumbre, con su hijo desaparecido, a la espera de la liquidación laboral que exige.

En entrevista, Mora Liberato detalló la travesía de buscar a su hijo desaparecido en 2011, sin que ninguna autoridad la apoye

Desde el 16 de junio de 1991, declaró, trabaja como empleada de confianza en la SE, de la que fue despedida por mandos de Recursos Humanos y abogados enviados por la dependencia. Pide una compensación conforme al tiempo que trabajó, pero son exigencias que nadie atiende, así como sus ruegos por encontrar a su hijo, quien fue secuestrado en el fraccionamiento de Costa Azul.

"Les informé que tengo desaparecido a mi hijo; siempre que hay cambios en la administración envío un oficio a los nuevos funcionarios, les doy detalles sobre el hecho y la averiguación previa. Pido apoyo porque el Estado mexicanos es el responsable de que no esté conmigo mi hijo porque no hizo valer los derechos a la vida, a la seguridad y al libre tránsito; a esto se suma que, como trabajadora, violentan también mis derechos”, relata María.

Señaló que se mueve hacia la Ciudad de México y otros estados con sus propios medios, con la esperanza de encontrar los restos de su hijo en un fosa clandestina. “Ninguna autoridad me ha querido apoyar, el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió 400 millones para los familiares que buscan desaparecidos y que aceleraría los más de 26 mil cuerpos sin identificar en los Semefos, pero no hay nada”, agrega.

"Tengo un hijo desaparecido y no es un animal, tenía 14 años cuando lo secuestraron, llevo siete años y ocho meses buscándolo", reclama María a la espera de que las autoridades también le ofrezcan una liquidación digna tras 28 años de vida laboral en la SE.