México.-Las declaraciones de amigos cercanos a José José durante sus últimos meses de vida siguen surgiendo, pero el testimonio de Bárbara Reyes es fundamental para entender cómo fueron los últimos segundos de vida del cantante mexicano.

La mujer que le daba terapia de Reiki habló por primera vez sobre el momento en el que su amigo dejó de vivir, pues ella estaba presente en la habitación del hospital. Sus palabras darían claridad a los hijos mayores del cantante, José Joel y Marysol, quienes ya iniciaron un proceso legal en México y Estados Unidos para exigirle respuestas a su hermana Sarita Sosa sobre las condiciones en las que murió su padre.

En una entrevista exclusiva con el programa “Ventaneando” de la cadena TV Azteca, la terapeuta recordó que Sarita, la hija menor del “Príncipe de la Canción”, le escribió para invitarla al hospital para darle una terapia a su padre como acostumbraba desde hace varios años.

El sábado 28 de septiembre, la mujer llegó acompañada de su hijo a las 11:30 horas (local) al Hospital Baptist de Miami, y de inmediato le dieron acceso a la habitación donde estaba el artista.

“Sari nos bajó a recoger y cuando llegamos encontré a José que estaba entubado, con los ojos cerrados”, recordó.

Sari me explicó que podía hablar, que él me escuchaba. Yo le tomé la mano, le comencé a decir ‘José, estoy aquí’, como reikista que soy, cada vez que un reikista toca la mano o el cuerpo de una persona, y si esa persona está necesitando de energía, la energía fluya.

“Empecé a recordarle que estaba ahí para ayudarle, le pasaba las manos por la cabeza. Me dio por decirle, porque bromeaba mucho con él, ‘José, mira, cuántas mujeres deben estarme envidiando porque te estoy tocando’, y él siempre se reía; en ese momento me dio por decirle eso”, dijo al recordar.

Aseguró: “Mi hijo que él lo quería mucho estaba del otro lado, con la otra mano de José, él también es reikista. Y le dije a mi hijo ‘háblale a José, que te quiere mucho’”. Pero cuando su hijo terminó de hablarle, el aparato de respiración artificial y los demás instrumentos comenzaron a cambiar de sonido y se escuchó que perdió pulso.

Bárbara recuerda que Sarita Sosa se puso muy nerviosa y le pedía que le dijera que lo que estaban presenciando era mentira.

“Me quedé en shock. En ese momento, cuando me preguntaban a qué hora murió, más o menos tiré un cálculo de 11:45, 12:15, porque a nadie nos dio por mirar el reloj. José es ahí cuando parte, tranquilo, siento como que se despidió”, dijo.

Reyes compartió que nunca pensó que estaría en el momento de la muerte de su amigo, pues siempre le había dado "energía de vida".

“No creo en las casualidades, y ahí estaba yo apoyando a su hija. Estaba dando unos gritos muy grandes, no aceptaba que su papá se estaba yendo”.

Cuando llega el médico nos dijo que él murió porque le habían fallado órganos, el estómago, los pulmones, ya estaba conectado recibiendo oxígeno. Ese día los análisis habían sido catastróficos, habían sido muy malos.

“Creo que estuve en el momento exacto antes de él partir, no fue una casualidad. Por algo él me quiso ahí en ese momento y por eso estoy aquí sentada para aclarar las dudas”, aseguró.

Compartió que José José la conoció sin saber qué era el Reiki, y en su primera terapia quedó tan satisfecho, que “poco esa noche no se va de la oficina. Desde ese día se hizo asiduo a esa energía. Después el que me lo traía era Rey Bárbaro”.

En las terapias de Reiki, el paciente experimenta sensaciones de relajación profunda y paz, mientras fluye energía. Se trata de una técnica holística que armoniza y desbloquea planos físicos, mentales, emocionales y espirituales