Acapulco, Guerrero.- Las terminales de autobuses de esta ciudad no han establecido protocolos de seguridad sanitaria ante el coronavirus, patógeno que esta semana entró a territorio mexicano a través de varios individuos que viajaron al norte de Italia, por lo que hasta el momento se tienen confirmados cinco casos de contagio: uno en Coahuila, Sinaloa, Chiapas y dos en Ciudad de México.

Durante el recorrido que Bajo Palabra realizó en las principales terminales de autobuses de Acapulco como la de Estrella de Oro y la de Costaline, se pudo constatar que no se han implementado ningún tipo de medidas sanitarias para previnir el posible contagio del virus.

En entrevista la asistente de Atención a Clientes de Estrella de Oro, Jessica García, indicó que el médico de la terminal no se encontraba dentro del área por lo tanto no podía dar ningún tipo de información sobre los cercos sanitarios que están implementándose para  enfrentar la contingencia del coronavirus.

En la terminal de autobuses Costa Line, ubicada frente al Parque Papagayo, no se pudo observar ningún tipo de seguridad ni prevención sanitaria entre los trabajadores ni clientes que abordaban autobuses.

El asistente de seguridad privada de la terminal informó que no cuentan con ninguna medida preventiva ni sanitaria ante la enfermedad del coronavirus y tampoco había quien nos atendiera porque se encontraba ausente la gerente.

En la terminal de la línea de autobuses que se encuentra a lado de la clínica nueve del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicada sobre la avenida Cuauhtémoc, tampoco existían cercos sanitarios.

Desde el viernes pasado que se confirmó la llegada de esta enfermedad viral a México, autoridades de la Secretaría de Salud de Guerrero dieron a conocer que implementarían cercos sanitarios en todas las líneas aéreas, marítimas y terrestres del puerto de Acapulco, y que quienes pendientes de que efectivamente se reaizaran.