Acapulco, Guerrero.- El catedrático y jurista, Eduardo López Betancourt, consideró que es indispensable que sean destituidos magistrados y jueces corruptos.

El especialista planteó que la iniciativa en el Congreso federal para reformar al Poder Judicial debe aplicarse para poder combatir la corrupción y la impunidad bajo la que actúan los encargados de impartir justicia en el país.

“Hay que cambiar el Poder Judicial, pues la institución de hoy no reúne los requisitos para darle confianza al pueblo de México; hay muchos compromisos sucios, vicios terribles, como el nepotismo”, detalló López Betancourt.

Agregó que el amiguismo, la corrupción y la “venta descarada de resoluciones” sólo ayuda a los criminales y beneficia a los sectores de poder, “como los despachos de abogados que manejan bajo la opacidad y sin objetividad las resoluciones judiciales, por lo que se debe combatir de inmediato.

El jurista fue critico con las funciones que desempeñan los representantes del Poder Judicial, pues resuelven casos desde la ignorancia, sin criterios e influenciados por intereses corruptos.

Ante ello, exigió una nueva planta de magistrados para no continuar con quienes tienen compromisos con el pasado y tienen una conducta vergonzante.

"Es un cambio de ministros, es un cambio de resoluciones y magistrados un cambio de jueces, es lo que reclama el pueblo de México, pero tengamos en cuenta que hay casos de excepción que deben continuar, pero son los menos, tendríamos que tener la lámpara de Diógenes para encontrarlos", dijo.

López Bentacourt manifestó que son necesarias sanciones administrativas contra los funcionarios que no cumplan con la ley, además de que puedan ser dados de baja por sus actos corruptos.

“Éstos corruptos no deben tener derecho a actas administrativas”, finalizó categóricamente el jurista.