México.-La colitis nerviosa o síndrome del intestino irritables un trastorno que afecta al intestino grueso.

Los síntomas son: dolor abdominal, cólicos, gases, diarrea, hinchazón y estreñimiento. Este trastorno es crónico y las causas van por el estilo de vida de cada persona como el estrés, la ansiedad, el enojo, la depresión o las preocupaciones; el abuso de alcohol, tabaco o café también afectan la salud; así como el consumo de grasas, azúcares y sales.

Si padeces alguno de estos síntomas lo más recomendable es acudir al médico y cambiar algunos hábitos en tu vida diaria, uno de ellos el de la alimentación.

Por ello, te diremos qué desayunar si tienes colitis:

Leche de almendra

Esta leche vegetal contiene un alto porcentaje en fibra que protege la pared de los intestinos, sobre todo el colon, por lo que ayuda con problemas gastrointestinales. Ayuda a la digestión; y si eres intolerante a la lactosa te va a beneficiar mucho porque es 100% vegetal y muy deliciosa.

Manzana

Esta fruta también tiene un alto contenido en fibra, además de contener minerales y agua que facilitan la digestión. Igualmernte, es un buen regulador del tránsito intestinal porque ayuda en los casos de descomposición como de estreñimiento. Es preferible comerla sin pelar para obtener la fibra insoluble; la pulpa contiene pectina, que ayuda a absorber las bacterias causantes de la colitis.

Pan integral

De acuerdo con el portal de salud Web Consultas, el pan integral es bueno en cualquier ocasión, pero si sufres de colitis te ayudará con el estreñimiento por su alto contenido en fibra que estimula el movimiento intestinal y facilita la evacuación.

Por si fuera poco, ayuda en la prevención de cáncer de colon, al favorecer que las sustancias carcinógenas sean expulsadas junto con las heces.

Pescados

El salmón, la sardina, el atún, el arenque o la trucha son algunos de los pescados que contienen Omega 3, una sustancia que ayuda en la disminución de la inflamación del intestino, asegura in-pacientes.es.

Plátano

Esta fruta es ideal para la colitis nerviosa y la ulcerosa, esto se debe a que tiene un ligero efecto laxante que ayudará con el proceso de digestión y acelerará el proceso de recuperación.