#Creativos

Tïesto, Zedd, Noisia, y más, en el Electric Daisy Carnival México 2018

Como los más destacados aparecen Tïesto, Zedd, Noisia, Marshmello y Deadmau5

Por Redacción, 2017-11-14 20:53

Ciudad de México.- Ya se publicó el cartel oficial de la quinta edición del Electric Daisy Carnival (EDC) México 2018 con la alineación de los mejores exponentes de la música electrónica los próximos 24 y 25 de febrero de 2018 en la Ciudad de México.

Como los más destacados aparecen Tïesto, Zedd, Noisia, Marshmello y Deadmau5, quienes serán los encargados de hacer bailar a los miles de espectadores.

La gran fiesta será en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Aquí te dejamos el cartel completo:

20171114190555 edc me xico 2018 620x6200 Tïesto, Zedd, Noisia, y más, en el Electric Daisy Carnival México 2018

Los boletos ya están disponibles por medio de Ticketmaster y tienen un costo de dos mil 240 pesos la admisión general en su tercera fase.

#Creativos

Presentan en España “Micropedia” con libro póstumo de Ignacio Padilla

“Micropedia” contempla un universo con mundos posibles en ese umbral que siempre se halla entre la ficción y la no ficción, en el que Ignacio Padilla era considerado un maestro indiscutible.

Por Redacción, 2018-12-13 10:18

Madrid, (Notimex).- Llamado a convertirse en un clásico contemporáneo de la literatura mexicana, el escritor Ignacio Padilla no pudo ver completado su gran proyecto de cuentos llamado “Micropedia”, pero que ahora ve la luz al completarse el último tomo, “Lo volátil y las fauces”.

Ignacio Padilla, quien falleció trágicamente en agosto de 2016, dejó inédito un libro de cuentos llamado “Lo volátil y las fauces”, que suponía la cuarta entrega del proyecto que se convirtió en la piedra angular de su obra, de su más ambicioso proyecto, “Micropedia”, editado por Páginas de Espuma.

“Micropedia” contempla un universo con mundos posibles en ese umbral que siempre se halla entre la ficción y la no ficción, en el que Ignacio Padilla era considerado un maestro indiscutible.

Fue otro escritor mexicano y gran amigo de Padilla, Jorge Volpi, quien se encargó de concluir “el gran proyecto narrativo de Nacho y uno de los proyectos más ambiciosos que se han escrito últimamente”.

En entrevista con Notimex, previo a la presentación de “Micropedia” en el Instituto Cervantes de esta capital, consideró que el proyecto pudo acabarse “creo que como él lo hubiera imaginado, son los cuatro libros juntos en una cajita, es un proyecto unitario pero de cuatro libros”.

Son cuatro libros: “Las antípodas y el siglo”, “Los reflejos y la escarcha”, “El androide y las quimeras” y “Lo volátil y las fauces”, cada uno con dos temas y con un título octosílabo.

Libros que son partes de una misma arquitectura literaria que crece milimétricamente hasta lo más cercano que el lector viaje y se extiende hasta lo más lejano que el lector pueda mirar.

Volpi, actual director de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que “Nacho publicó en vida tres libros y medio, a mi lo que me tocó en realidad fue restaurar el último a como lo pensó originalmente”.

“Entre los cuentos que había publicado y los cuentos que encontramos en sus archivos tanto en la computadora como lo que le había enviado en un momento dado al editor Juan Casamayor, hice la edición”, relató.

Aseguró que los cuentos estaban básicamente terminados, “Nacho seguramente hubiera revisado una última vez, pero simplemente el orden no sabemos cómo Nacho los habría ordenado y eso ya me tocó hacerlo a mí”.

Volpi afirmó que tras tantas y tantas conversaciones con Nacho a lo largo de más de tres décadas, “siempre me quedó claro que la obra maestra de Nacho era esta Micropedia y que él sabía que lo era”.

“Siempre quiso que los cuatro libros se publicaran juntos, como un todo orgánico al que él le concedía especial importancia”, hizo hincapié.

Anotó que se trata de su obra maestra, por su complejidad, su vasta arquitectura y su ambición.

“Nacho escribió todos los géneros, menos poesía, al menos que yo sepa, pero él siempre se definió primero que nada como cuentista, de hecho como “físico cuéntico”, y la culminación de su arte está en los cuentos de esta Micropedia”, subrayó.

Cuestionado sobre si a través de los cuatro libros se puede hablar de una evolución, Volpi manifestó que en el caso de Padilla no ve algo que se pudiera llamar así.

“Si tu lees los cuentos del primer volumen y luego los del último, vas a encontrar que es el mismo concepto narrativo, Nacho había encontrado su estilo mucho antes, muy joven, que eso también es raro, era talentosísimo desde muy joven en el uso del lenguaje”, apuntó.

De hecho, pese a que Padilla escribió estos cuatro libros a lo largo de casi 20 años, como lo planeó siempre como un todo, yo creo que la evolución no está clara, es más bien como si hubiera ordenado su universo narrativo para llegar a este conjunto, que es de una calidad tan alta desde el primero hasta el último volumen,

Sobre los temas que apasionaban a Padilla, Volpi citó los universos dislocados, los tiempos enloquecidos, los viajeros, los dobles, los autómatas, las muñecas, los universos fantásticos, los cuentos de hadas, los cuentos folklóricos, muchas cosas de fantasía.

Para Juan Casamayor, el editor de “Micropedia”, Ignacio Padilla está llamado a convertirse en un clásico contemporáneo de la literatura mexicana por sí solo.

“Primero porque es un escritor multidisciplinar, no solo brilló en cuento que es seguramente lo que más le gustaba, porque le permitía conjugar como él entendía la literatura, sino que era también un notabilísimo novelista y desde luego un ensayista muy importante en México”, dijo.

Aseveró que para Páginas de Espuma publicar el libro inédito de Padilla, tiene, primero, una parte emocional, “ya que no estamos hablando del Nacho escritor, sino del Nacho amigo”.

No obstante, más allá de eso, puntualizó que “no conozco a ningún escritor que haya elaborado una planeación tan detallada y de antemano de reunir en cuatro libros el trabajo de casi 20 años dedicados al cuento”.

#Creativos

Escritor keniano se inspiró en legado poético de García Márquez

Peter Kimani ha sido alabado por la crítica internacional desde que publicó Dance of the Jakaranda, novela influenciada por el realismo mágico del Nobel colombiano.

Por Redacción, 2018-12-12 15:12

México.-El realismo mágico de Gabriel García Márquez tiene un nuevo heredero en África: el keniano Peter Kimani, una estrella literaria emergente que encontró en el Nobel colombiano una “inspiración decisiva”.

Novelista, poeta y periodista, Kimani (Nairobi, 1971) no deja de recibir elogios desde que el año pasado vio la luz su tercera obra, Dance of the Jakaranda (El baile de la jacaranda), publicada en Reino Unido y Estados Unidos con gran éxito entre el público y la crítica.

La novela entró en la lista de los cien mejores libros de 2017 del New York Timesy optó a los premios Hurston/Wright, principal galardón para escritores negros de Estados Unidos, y People’s Book Prize, que patrocina el maestro británico del suspense, Frederick Forsyth, autor de clásicos como Chacal.

“Estoy gratamente sorprendido” por la acogida de la obra, comenta Kimani en una librería de Nairobi, tras firmar ejemplares de su libro a decenas de admiradores.

Anclada en la tradición de la narración oral africana, Dance of the Jakarandarecrea el ascenso y caída del colonialismo británico en Kenia hasta su independencia en 1963, en el contexto de la construcción del ferrocarril que vertebró al país.

La prosa creativa de Kimani, que relata historias personales de amor y tragedia en un contexto de jerarquías raciales y gobierno colonial, y su seductora combinación de realidad y fantasía “recordarán a los lectores la obra de Gabriel García Márquez”, según la revista Booklist, de la Asociación Americana de Bibliotecas.

El autor keniano comparte esa opinión: “aunque es un género latinoamericano popularizado por García Márquez, el realismo mágico evoca narrativas de mi propia comunidad”.

El escritor colombiano “ha sido una gran influencia en mi forma de escribir (…). Su libro Cien años de soledades uno de mis preferidos. De hecho, recuerdo sus primeras líneas”, remarca.

Kimani guarda entonces un breve silencio, aclara la voz y recita ese famoso arranque:

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”.

¿Por qué se niega el Nobel a los africanos?

El novelista, que anhela una “traducción al español” de su libro para cautivar a los lectores de España y Latinoamérica, también se inspira en su compatriota y amigo Ngugi wa Thiong’o, gigante de las letras africanas y eterno candidato al Premio Nobel de Literatura.

“Crecí leyendo sus libros”, recuerda Kimani, quien reivindica para Ngugi el galardón de la Academia Sueca.

“El primer y último africano (negro) en ganar el Nobel de Literatura fue (el nigeriano) Wole Soyinka en 1986. ¿El Comité del Nobel considera que África no ha producido nada en treinta y tantos años? No lo creo”, reprocha.

¿Y por qué el Comité del Nobel no reconoce a Thiong’o? “Todos los premios —responde— están creados para promover una cierta manera de pensar. Y Ngugi es un rebelde”.

“Ha sido un rebelde desde el principio si se piensa en su giro para escribir en su lengua materna (tras abandonar el inglés por el dialecto kikuyo), lo que implica un rechazo del imperialismo europeo. Y este es un premio organizado por europeos”, explica.

A su juicio, el idioma “transmite poder” y Thiong’o representa a “alguien que amenaza con subvertir la jerarquía de este poder”.

Pese a todo, Kimani percibe, desde hace una década, un “mayor aprecio por la literatura africana” que se nota en el propio continente, donde triunfan nombres como la nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, que es “muy leída aquí”.

“Quizás hay un nuevo pensamiento sobre el continente. Y sus escritores tienen más aceptación que cuando los thrillers europeos dominaban librerías como ésta”, explica el narrador, quien ya trabaja en su cuarta novela, California, una trama sobre refugiados ambientada en un barrio homónimo de Nairobi.

Antes del éxito de Dance of the Jakaranda, Kimani saltó a la fama en 2009, cuando fue uno de los tres poetas internacionales seleccionados para componer un poema en la investidura de Barack Obama como primer presidente negro de Estados Unidos.

Obama, cuyo padre era keniano, “nos enseñó que todo es posible” y su llegada a la Casa Blanca supuso “un gran momento de esperanza para el mundo”, remarca Kimani.

#Creativos

Recibe Alex M. Fourzan el Premio de Novela Corta “Rosa Ma. Porrúa” 2018

Al término de la ceremonia de premiación, las ganadoras intercambiaron experiencias y firmaron libros al público asistente.

Por Redacción, 2018-12-12 12:16

México, (Notimex).- La obra “Soldado sin cruzada”, de la escritora, tallerista y bloguera mexicana Alex M. Fourzan recibió la noche de este martes el Premio de Novela Corta “Rosa Ma. Porrúa” 2018, consistente en la publicación del texto, una estatua de reconocido autor y 10 mil pesos en efectivo.

Con 96 páginas que resumen una historia verdadera, “Soldado sin cruzada” se impuso a cientos de manuscritos que fueron enviados por sus autores al concurso literario que año tras año, a partir de éste, aumentará el monto económico para el ganador del primer lugar, se anunció durante la velada literaria.

La entrega del reconocimiento tuvo lugar en la Librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica (FCE) de esta ciudad.

En el acto, las escritoras Araceli Naranjo Reyes y Miriam Elizabeth Villanueva conquistaron, respectivamente, el segundo y tercer lugar del certamen nacido en 2015.

Ese año el número de participantes fue mínimo y las obras de muy bajo perfil, por lo que el premio se declaró desierto. En 2016 el concurso convocó a un número importante de escritores cuyos trabajos ostentaron una calidad aceptable; en 2017 el certamen creció en cantidad y calidad de participantes.

La también poeta, abogada y narradora mexicana Alex M. Fourzan, radicada en Estados Unidos, voló hasta la capital mexicana expresamente para recibir el premio de manos de la actriz y promotora cultural Arlette Pacheco, amiga de Editorial Rosa Ma. Porrúa, a quien correspondió realizar la lectura de honor.

Mario Núñez Mariel, escritor, sociólogo, internacionalista, coordinador de asesores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y maestro de ceremonias para la ocasión, presentó el volumen ganador que ya está en las mesas de novedades de librerías del país, y ofreció una semblanza de la ganadora.

Durante la celebración se otorgaron reconocimientos a Araceli Naranjo Reyes y a Miriam Elizabeth Villanueva, por el segundo y tercer lugar del certamen, y a Soluna Cariño le fue otorgada una presea especial por “Tiempo al café”.

Alex M. Fourzan, se informó en el acto, ha colaborado con las revistas de cultura “Las Dos Castillas” (España) y “Pluma Roja” (Chile). En 1995 publicó el poemario “La torre blanca”, y en el 2016, Ediciones Crisol publicó, en España, sus relatos reunidos en “El principio de nuestra historia”.

Su obra ha sido difundida en diferentes países y en sus talleres de creación literaria han participado más de 50 escritores de distintas nacionalidades. Fundadora del taller Inspirational Creative Writing, se ha destacado en el mundo de las letras tanto por sus textos como por la formación de nuevos autores.

Finalmente, cabe señalar que a través de la reproducción facsimilar, Rosa Ma. Porrúa Ediciones se ha hecho de una importante colección de documentos históricos de México, así como mapas de este país y el mundo. Estas colecciones abarcan los períodos más importantes de la historia y son el centro del negocio de Rosa Ma. Porrúa Ediciones.

Desde el año 2005 incursiona en la edición comercial de libros, como respuesta a solicitudes de autores que, en su búsqueda de una casa editorial, encontraron ahí las puertas abiertas.

Al término de la ceremonia de premiación, las ganadoras intercambiaron experiencias y firmaron libros al público asistente.