México.- El tiroteo en el Colegio Cervantes, que dejó dos muertos y seis heridos en Torreón, Coahuila, "evidencia la gravedad de la problemática que enfrenta el país en materia de seguridad, así como la debilidad de nuestro Estado de Derecho", aseguró la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

A través de un comunicado, el organismo acusó que "las autoridades de los distintos niveles y órdenes de gobierno, desde hace años y hasta hoy, no han podido garantizar para todas las personas las condiciones de seguridad para la convivencia pacífica que permitan la vigencia de los derechos humanos en el país".

La CNDH condenó el tiroteo y expresó su preocupación; afirmó que "la violencia en las escuelas no es ocasional, sino cotidiana y común, que se manifiesta de muchas maneras y en los últimos años ha convertido a los planteles en espacios de riesgo".

Enfrentar la problemática de violencia que se vive en planteles escolares "implica tomar en cuenta que existe una diversidad de prácticas violentas y de actores involucrados en un espacio que produce, legítima, promueve y transmite valores, creencias, normas, reglas y formas de ver el mundo que tienen impacto en la socialización de niñas, niños y adolescentes".

Afirmó que en ello, tendrán que participar, tanto las instituciones educativas, como las comunidades que participan en ellas.