Acapulco, Guerrero.- El síndico administrativo de Acapulco, Javier Solorio Almazán, llamó al secretario de Seguridad Pública de Acapulco, Gerardo Rosas Azamar, para que a la brevedad presente su informe mensual y explique el incremento de hechos de violencia registrado en los últimos días en la ciudad.

En entrevista, Solorio Almazán manifestó su preocupación por los hechos delictivos de alto impacto que en los últimos días se han suscitado en Acapulco a plena luz del día y en lugares importantes como la franja turística.

"Se tiene pendiente hablar esta semana con el secretario de Seguridad, Gerardo Rosas Azamar, porque hay mucha preocupación por lo hechos ocurridos durante estos últimos días, como el asesinato del policía vial, el de la familia y el robo de los 150 mil pesos", expresó el síndico administrativo.

Hizo un llamado al Grupo Coordinación Guerrero, Grupo Coordinación para la Construcción de Paz en Acapulco y a la Fiscalía General del Estado de Guerrero (FEG), para que presten mayor atención a esta situación y blinden la franja turística y la ciudad.

El síndico reprochó que hasta el momento el secretario de Seguridad  no haya presentado su informe mensual; pero descartó que el funcionario hubiera renunciado a su cargo.

Solorio Almazán informó que próximamente se utilizarán los recursos del Fortaseg para poder dotar a los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública de uniformes, chalecos antibalas, patrullas, radios y cámaras.

En otro tema, el síndico indicó que desde el 2014 dejaron de hacer reconstrucciones de senos a más de 100 mujeres porque la Unidad Médica Quirúrgica de Hogar Moderno no es idónea para desarrollar las cirugías de reconstrucción de mama, y que existe una obra de modernización de instalaciones pendiente desde la administración pasada, ante lo cual se está dialogando con Obras para que se concluya y se echen andar nuevamente los quirófanos de manera normal.