México.- La tragedia de la comunidad de San Primitivo en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, ya inspiró al menos tres corridos.

Uno de los primeros fue compuesto por Ruperto Guevara, quien con acordeón y guitarra narra:

"Un día 18 de enero en Tlahuelilpan, Hidalgo/ una tragedia ocurrió".

"Eran siete de la noche/ cuando saqueaban un tubo/ para robar gasolina/ no controlaron la fuga".

En otra estrofa recita:

"La gente se amontonaba/ con recipientes en mano/ para ganarse unos pesos/ aprovechando ese robo".

"Sin faltar un descuido/ que provocó el accidente/ nunca pensó en el problema/ donde murió mucha gente".

La composición hace referencia a las personas que salieron corriendo con llamas en su cuerpo.

"Tratándose de salvar/ unos prendidos corriendo/ se arrojaron al canal/ apagando ese gran fuego".

El corrido finaliza con una reflexión:

“Esto no se va a olvidar/ y que nos sirva de ejemplo/ no te atrevas a robar/ siempre corres mucho riesgo".