México.- Tras la polémica generada el año pasado por escándalos de abuso sexual y filtración de enfermedad, la Academia sueca entregó el Premio Nobel de Literatura de 2018 pospuesto a la escritora polaca Olga Tokarczuk.

Tokarczuk fue recompensada por "su imaginación narrativa, que con una pasión enciclopédica, simboliza el traspaso de las fronteras como forma de vida", dijo el secretario de la Academia, Mats Malm

Nacida en 1962, la escritora hizo su debut como escritora de ficción en 1993 con "The Journey of the Book-People", pero la fama le llegó con su tercera novela "Primeval and others Times". Su obra es, según la Academia un "excelente ejemplo de la nueva literatura polaca después de 1989.

Con la concesión del Premio Nobel de Literatura de 2018 a la escritora polaca Olga Tokarczuk son 15 las mujeres premiadas con esta distinción por la Academia Sueca de la Lengua, que distingue anualmente "al autor de la obra literaria más notable de inspiración idealista".

De limpiadora a ganadora del Nobel

Obtener el premio Nobel de Literatura 2018 supone el empujón definitivo para la carrera de Tokarczuk, una autora prolífica que ya se encuentra entre los escritores polacos más traducidos y que no oculta que su primer empleo fue el de limpiadora en Londres.

Tokarczuk nació el 29 de enero de 1962 en Sulechów (este de Polonia), estudió psicología en la Universidad de Varsovia y, tras graduarse, tuvo varios trabajos, todos alejados de la literatura, como el de limpiadora en un hotel de Londres o, posteriormente, psicoterapeuta en un centro mental de Breslavia (oeste de Polonia).

En 2018, y como guiño a sus comienzos humildes, se puso los pendientes que usaba a menudo durante su época de empleada doméstica al recibir el Premio Booker en Londres a la mejor novela traducida al inglés por "Los corredores".

Después de recibir el Booker, la escritora reconoció en una entrevista que se sentía como en un "juego de ordenador", consciente de que ese galardón suponía entrar "en una nueva vida, en un nivel diferente de competencia", un presagio que la Academia sueca confirmó hoy al convertirla en ganadora del Premio Nobel.

Cuando sus primeras obras literarias comenzaron a ganar popularidad, Tokarczuk renunció a su trabajo como psicoterapeuta para dedicarse de lleno a su pasión, como ella siempre ha dicho: la escritura.

Tokarczuk es autora de 17 libros, entre novelas, colecciones de cuentos, ensayos y guiones cinematográficos, y debutó en el mundo de las letras en 1979 en la revista "Przelaj", donde utilizaba el seudónimo de Natasza Borodin y donde publicó sus primeros relatos.