México.- Un hombre de 30 años de edad tuvo que ser hospitalizado de urgencia en Reynosa, Tamaulipas, tras presentar una erección de tres días a consecuencia de la ingesta de un estimulante sexual empleado en la crianza de toros.

La sustancia le provocó un endurecimiento del pene por más de 72 horas, ocasionando gran dolor e inflamación del aparato reproductor. Y es que el principio activo que ingirió fomentó que los vasos sanguíneos del órgano se mantuvieran relajados, permitiendo así que siguiera entrando sangre en ellos y se conservara la erección sin alguna excitación.

Fue así que el sujeto, cuya identidad permanece en el anonimato, tuvo que acudir al hospital de Especialidades 270 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde se le atendió de emergencia.

Especialistas de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia consultados por Infobae México explicaron las posibles sustancias que podrían haber causado el episodio. Se trata de la testosterona, la yumbina y el viagra, aunque este último no es para uso veterinario.