Chilpancingo, Guerrero.- A tres años de las afectaciones en Guerrero por el paso de las tormentas Manuel e Ingrid, habitantes de tres comunidades tomaron las oficias de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), en Chilpancingo por la mala calidad de las viviendas construidas.

A pesar de que los afectados fueron censados en el 2013 y recibieron una vivienda, ésta, aseguran, es de muy mala calidad, y como ejemplo expusieron el caso del fraccionamiento en la  localidad Papagayo, el cual ya está desalojado.

“Es claro que el sistema no fue una buena idea, porque las casas se mecen con el viento y son muy inestables, inseguras y obviamente no pueden ser utilizadas”, señaló Ricardo Flores Mesino, representante de los damnificados.

Se tratan de las comunidades de Papagayo, municipio de Juan R. Escudero; Kilometro 21 en Acapulco y Acatempa en Tixtla, las que este día tomaron la delegación de SEDATU en protesta por los pocos resultados que han tenido a tres años de la devastación en Guerrero.

Cabe recordar que el mismo delegado de la SEDATU en Guerrero, José Manuel Armenta Tello indicó que en el caso de El Papagayo, se buscaba un nuevo fraccionamiento aunque aún no se tiene una fecha para comenzar los trabajos de construcción de viviendas.

Hasta el momento, 21 fraccionamientos que desarrolla esta dependencia por los trabajos de reconstrucción han sido clausurados por violentar algunas normas básicas de construcción.

“Ya cumplimos tres años de la tragedia, tres años de que el agua nos quitó todo y el gobierno se comprometió a ayudarnos y no lo ha hecho”, lamentó.

El vocero del movimiento detalló que en el caso de Acatempa son siete las familias damnificadas, y 17 en el Kilómetro 21, y en ambos casos la construcción de viviendas ni si quiera ha comenzado.

El grupo de manifestantes exigió hablar con el delegado de SEDATU aunque por la ausencia del funcionario aceptaron reunirse con autoridades de esta dependencia.

Luego de un par de horas de diálogo y no llegar a acuerdos, los damnificados del 2013 amagaron con instalarse en plantón de manera indefinida en la delegación de SEDATU.