Chilpancingo, Gro.- Trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), agremiados a la sección 32 del SUSPEG, tomaron las oficinas operativas de ese organismo, para exigir el pago de dos quincenas atrasadas.

Unos 40 empleados, entre administrativos y operativos, llegaron a esas instalaciones alrededor de las 10:00 la mañana de este miércoles y las tomaron, impidiendo así el desarrollo de las actividades laborales.

Los manifestantes pegaron pancartas en los portones de las oficinas operativas, que decían: "Ya no queremos mentiras de que no hay recurso para el pago; "Irma Lilia (directora de Capach) las quincenas son sagradas, no des escusas".

En declaraciones a reporteros, los trabajadores precisaron que las quincenas que les deben son la segunda de mayo y la primera de junio, lo que ha afectado la economía familiar de más de 200 de ellos tan sólo de la sección 32 del SUSPEG.

La directora del organismo, Irma Garzón Bernal acudió al lugar de la protesta para dialogar con los manifestantes, sin embargo hasta las 11:00 de la mañana no había ningún acuerdo.

La falta de una respuesta concreta por parte de la funcionaria, generó molestia entre los trabajadores y advirtieron con tomar los sistemas de bombeo de agua y la casa del gobernador Héctor Astudillo Flores, en Chilpancingo, hasta que les paguen.