Integrantes del Comité de Bases Ampliadas de Educación Media Superior en el estado, anunciaron que este martes cerrarán las instalaciones de diferentes sistemas educativos, entre ellas de DGETA, Cecyteg y DGETI, así como la Representación Estatal de la Subsecretaría de la Educación Media Superior en Guerrero hasta en tanto no finalicen “los hostigamientos” contra docentes de diferentes escuelas en el estado.

Tras mencionar que están en contra de la Reforma Educativa, porque se “está aplicando sin transparencia, sin criterios y sin ninguna capacitación”, cerca de 15 maestros que no presentaron su examen de evaluación el pasado 3 de diciembre, acompañados del presidente del Comité Ejecutivo Municipal del PRD, Isaías Arellano Maldonado y el secretario de la Sección 14 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero, Robespierre Moreno Benicio, ofrecieron una conferencia de prensa este día en el zócalo de Acapulco para informar acerca de las amenazas que están recibiendo por parte de directores de escuelas y sindicatos y secretarios generales.

El profesor universitario Eloy Cisneros Guillen expresó que lo que los está afectando es el hostigamiento contra los maestros que no aplicaron en el examen de evaluación y que quienes lo hicieron fue por miedo a ser despedidos. “Vemos que mayoría de los maestros no quieren esa evaluación, pero lo hacen por miedo y ante el miedo no se puede hacer nada”, dijo.

Dijo que son 11 horas “crueles” de evaluación para los docentes. “Ha habido gente que se desmañana a la hora de la evaluación porque son 11 horas lo que se llevo en el último examen, no ocho, para no gastar en hotel y viáticos”. Asumió que “nadie se niega” a la evaluación; no obstante, dijo que las “formas de llevarlo a cabo” no son “las correctas ya que  no es una evaluación pedagógica”. Además, informó acerca de que los maestros que no han sido evaluados y que se suman al movimiento Por México Hoy.

“Por México Hoy, es solidario con todas las luchas justas y democráticas. Aquí nosotros desde un principio hemos estado viendo que Peña Nieto quiere imponer sus reformas a como dé lugar y no se ve ninguna invasión de ningún método en la educación. Es, más bien, una forma de cómo limitar los derechos laborales de los docentes”, consideró.

Por su parte, Moreno Benicio declaró que “la patria se está vendiendo” al “privatizar la educación” porque quien “sale de una normal, no tiene asegurada una plaza colocando un nuevo obstáculo”. “Hoy se le pregunta a las autoridades que tipo de pedagogía establecen para la evaluación y han callado porque no la tienen. Eso demuestra que lo pedagógico no les interesa”.